dom. Abr 21st, 2019

El día histórico para el matrimonio gay se pinchó por una gresca entre bloques

Todo indicaba que sería un día histórico para la comunidad homosexual, ya que después de 26 años parecía haber consenso para empezar a debatir en el Congreso el matrimonio entre personas del mismo sexo. Pero no fue así. La sesión en la Cámara de Diputados prevista para este miércoles, donde se iba a tratar ese proyecto junto a la reforma al Impuesto al Cheque fue levantada por falta de quórum, en medio de durísimos cruces entre el oficialismo y la oposición.
El jefe del bloque de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella, y su colega Vilma Ibarra quedaron en el ojo de la tormenta, luego de que la oposición los acusara de haber llegado tarde al recinto por haber pactado con el kirchnerismo.
Ambos legisladores deslindaron categóricamente su responsabilidad en la frustrada sesión y consideraron una "canallada" la situación por la que apuntaron contra "sectores que no querían que se aprobara la ley" vinculada al matrimonio gay.
En medio del escándalo, el jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, admitió que el oficialismo intentó impedir que se tratara el destino que tendrá la media sanción a la reforma de la ley del cheque y propuso convocar a una sesión especial el próximo miércoles para "tratar exclusivamente" la unión entre personas del mismo sexo.
Minutos antes, en una improvisada conferencia de prensa, Sabbatella había anunciado que su bancada pediría justamente una "sesión especial para que esto se trate en forma urgente. Todos saben -enfatizó- del compromiso que tenemos" con el proyecto relacionado con el matrimonio gay.
La Cámara baja levantó poco antes del mediodía la sesión en la que se iban a tratar ambos temas al lograr reunir en ese momento sólo a 110 diputados de los 129 necesarios.
El levantamiento se produjo transcurridos los 45 minutos reglamentarios y cuando el número en el recinto era de tan sólo 110 diputados -de los 116 que se había logrado como número máximo-.
Ayer, en la Comisión de Labor Parlamentaria oficialismo y oposición resolvieron primero definir en primera instancia si se archivaba la sanción del Senado de la reforma al Impuesto al Cheque (postulado por el kirchnerismo por considerar que fue aprobada por una mayoría indebida) o se lo gira a comisiones (como quiere los sectores anti-K que consideran valida esa votación).
Rossi sostuvo ante la prensa que "fue un error haber mezclado los dos temas", tras advertir que la oposición "no puede reclamar al oficialismo que dé quórum" frente a iniciativas sobre las que está en desacuerdo, como la ley del cheque.
Antes, Sabbatella e Ibarra salieron al cruce de las denuncias de la oposición en su contra y negaron cualquier pacto con el oficialismo.
Ibarra habló de una "chicana política" y advirtió: "No voy a aceptar seriamente, ni permitir que digan que tuve un acuerdo espurio de ninguna índole. Yo presenté este proyecto y lo milité como nadie", en referencia a la ley de matrimonio homosexual.
"No me voy a sumar a la violencia verbal de la política en este momento" ni "voy a entrar en esta disputa política que es de otra índole entre oficialismo y oposición", añadió.
La sesión naufragó a pesar de que en la Labor Parlamentaria se había establecido llevarla adelante.
"Nunca pensé que iba a pasar algo así porque se trataba de una sesión acordada en labor Parlamentaria", se quejó a viva voz la diputada Ibarra.
Por su parte, el titular de la bancada de Proyecto Sur en Diputados, Fernando "Pino" Solanas, acusó tanto al oficialismo como a parte de la oposición de pretender "patear todo".
"Es el testimonio de la vergüenza", enfatizó el cineasta, quien responsabilizó de la fallida sesión a "buena parte del grupo peronismo federal que no quiso dar quórum para tratar esta demorada ley del matrimonio".
A su turno, Claudio Lozano, también de Proyecto Sur, cuestionó a los legisladores que no dieron quórum en la Cámara baja.
"No hubo quórum porque acá hubo una transacción: por un lado una parte importante del Frente para la Victoria no quería que se tratara el cheque, una parte del grupo A no quería que se tratara el matrimonio, y ninguno de los dos quería que se tratara el tema de la deuda", advirtió Lozano.
El legislador lamentó que "una vez más este Parlamento ha traicionado la democracia en la Argentina".
Finalmente, los jefes de las bancadas radicales y del PRO, Oscar Aguad y Federico Pinedo, respectivamente, denunciaron que el Frente para la Victoria evitó dar quórum esta mañana para impedir el ingreso formal de tratamiento de la reforma al cheque en Diputados.
"Estamos frente a una irregularidad manifiesta", aseveró Aguad, quien también advirtió que el titular de la cámara baja, Eduardo Fellner (FPV), "también tiene responsabilidad" en esto.
"Por algún misterio todo el Frente para la Victoria y un sector del centroizquierda no dio quórum, no creo que sea casualidad", sentenció Pinedo, que advirtió que "el reglamento es claro" y tiene que darse el ingreso de la reforma al Cheque en Diputados.
Pinedo afirmó que "por algún misterio todo el Frente para la Victoria y un sector del centroizquierda no dio quórum, no creo que sea casualidad" y advirtió que "el reglamento es claro" y tiene que darse el ingreso de la reforma al Cheque en Diputados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *