jue. Jul 18th, 2019

Naftas: se vendió más la súper y compensó la caída de la premium

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político).  El despacho de combustibles fue un 7% superior en diciembre de 2018 en relación al mes anterior. En cambio, hubo una caída del 5% si se lo compara con el mismo diciembre, pero de 2017, según datos de la cámara Cecha, la más representativa del sector.

La devaluación del peso frente al dólar y el aumento del precio del petróleo crudo incidieron en los importes de las estaciones de servicios. La moneda local perdió más de la mitad de su valor frente al dólar. La situación provocó 14 aumentos de precios a lo largo de 2018 y dos rebajas.

Las ventas de gasoil cayeron un 8,2% en 2018. Se estima que ese combustible es el más utilizado en la actividad industrial y Pymes. El incremento de precios que tuvo fue de 74,2%.

El siguiente segmento de mayor caída es el de naftas premium, cuyo despacho anualizado retrocedió un 5,8%. El incremento de precios allí fue de 65,77%.

Los volúmenes de nafta “súper”, en cambio, experimentaron un crecimiento del 5,2%. Esto se debe a consumidores que suelen optar por combustibles premium cuando se los permite el bolsillo, pero sacrifican calidad para poder llenar el tanque. La súper tuvo remarcaciones por 64,21%, la más baja de esta familia de productos. De todas formas, fue el doble que en 2016 y 2017, cuando había trepado entre 31% y 32% por año.

“La diferencia de precios entre las versiones súper y premium pasó en un año del 15,4% al 16,5 % con un pico en el mes de julio 2018 que llegó al 19,3 %”, detalla Cecha en un informe.

El diesel (también entendido como gasoil de mayor calidad) también creció un 4,67%. A su vez, fue de el mayor encarecimiento, con un 76,27%.

Las ventas de los premium venían escalando durante 2017 y el primer trimestre de 2018. Después fueron en retroceso. Entre enero y agosto -con la excepción de mayo-, los volúmenes siempre mejoraban en relación al año anterior. Pero desde septiembre hasta diciembre cayeron en comparación con 2017.

Fuente: Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *