dom. Jun 16th, 2019

Roberto Lavagna y una señal sobre su candidatura: “Los consensos son viables, es inevitable hacer el intento”

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Línea Prensa). Es la figura que amenaza con terciar en la disputa entre el macrismo y el kirchnerismo que se avecina de cara a las elecciones de octubre. Roberto Lavagna es propuesto por muchos como el “candidato del consenso” en medio de una fuerte crisis económica que pone en riesgo el sueño de reelección de Mauricio Macri.

El ex ministro de Economía de Eduardo Duhalde y de Néstor Kirchner aseguró este martes que va a intentar lograr esos consensos, aunque aclaró que el “proceso” posterior definirá si es candidato a Presidente.

Hoy los consensos son viables y, además, es inevitable por lo menos hacer el intento. Hay que convocar a sectores del radicalismo, socialismo, por supuesto parte del peronismo, y partidos provinciales; mantengo un diálogo con muchos de ellos”, sostuvo.

Durante una entrevista con radio Cadena 3, Lavagna se definió como “un gestor en una búsqueda de consensos” y cuestionó las “dos posiciones extremas que han estado mirando la política argentina en los últimos años”. “Ese no es el camino, esa grieta no ayuda: los resultados están a la vista, no fueron buenos con el gobierno actual ni con el anterior”, advirtió.

Quien fuera candidato presidencial en 2007 admitió que el camino del consenso “no es fácil” pero dijo que no es “tan pesimista” en conseguirlo. Así, puso como ejemplo el 2002, “cuando salimos del pozo precisamente porque se lograron consensos básicos muy importantes”.

Respecto a la interna del PJ Federal, Lavagna insistió en que dirimir el candidato en las primarias “no es el camino” y envió un mensaje a quienes ensayaron algunas críticas: “Cuando uno se mete en estas cosas sabe que paga costos, y creo que hay que dejar que cada uno opine lo que crea razonable. Y después se irá viendo cuál es la reacción de la sociedad. Muchos de los que hoy hablan en política pareciera no tener un gran contacto con lo que la sociedad piensa, pero tienen todo el derecho del mundo de hacer elecciones internas si quieren. Es un camino legítimo pero no es a mi juicio el camino que hace falta”, subrayó. 

El ex funcionario también analizó la situación económica y dijo que el país lleva “8 años de estancamiento absoluto”. “El Gobierno anterior terminó con dos años positivos y dos negativos, en un promedio de cero. Y el actual, va a terminar con tres negativos y uno negativo, y un promedio de 5% de caída del PBI”, describió.

Según explicó, “el problema de Argentina es ver cómo se moviliza la enorme masa de recursos del país: hay 8 millones de argentinos con problemas de empleo, hay recursos naturales y hay capital que sigue saliendo del país. Lo que hay que hacer es juntar a todos esos recursos: capital, recursos naturales y mano de obra”.

Por último, contó que hubo “un contacto preliminar” desde la misión del FMI que llegó a la Argentina para monitorear el rumbo de la economía, pero que aún no definieron si van a mantener o no una reunión.

Fuente: Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *