jue. Jul 18th, 2019

El megaconcierto exigió el ingreso de ayuda a Venezuela y redobló la presión a Nicolás Maduro

Miles de venezolanos, incluso muchos que lograron cruzar la frontera, se unieron este viernes a sus compatriotas migrantes en la vecina Colombia para asistir a un megaconcierto internacional en el que varias celebridades unieron sus voces para apoyar a la oposición antichavista. El principal objetivo fue presionar al gobierno de Nicolás Maduro a fin de que permita este sábado el urgente ingreso de ayuda humanitaria a un país que está casi exangüe.

En el lado venezolano, entretanto, el régimen bolivariano organizó un “concierto para la paz” llamado “Saquen sus manos de Venezuela” (Hands Off Venezuela), diseñado para durar hasta el domingo, y cuya escasa asistencia -apenas 2.500 personas, según los medios internacionales en el lugar- y artistas locales poco conocidos en el exterior lo hacía palidecer ante el “Live Aid Venezuela” que se desarrollaba a apenas 300 metros de distancia, al otro lado del puente Tienditas, en la zona del Cúcuta, con miles de espectadores.

La pelea de fondo se da entre la negativa de Nicolás Maduro a permitir el ingreso de toneladas de medicinas y alimentos y la ayuda humanitaria reclamada por la oposición ante la fenomenal escasez de productos esenciales que azota al país. Para el chavismo, no hay crisis humanitaria y todos los intentos de ingresar ayuda esconden un supuesto plan de Estados Unidos y del líder opositor, Juan Guaidó, para invadir el país y derrocar al gobierno. El régimen cerró las fronteras del país y bloqueó el ingreso aéreo en un intento de evitar el arribo de la asistencia. Por la noche, el opositor Juan Guaidó se reunió en Cúcuta con los presidentes Sebastián Piñera (Chile), Iván Duque (Colombia) y Mario Abdo (Paraguay).

El autoproclamado presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó (der.) desafió al gobierno de Maduro y cruzó la frontera para reunirse en la ciudad colombiana de Cúcuta con los mandatarios de Colombia, Iván Duque, y de Chile, Sebastián Piñera. /EFE

El autoproclamado presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó (der.) desafió al gobierno de Maduro y cruzó la frontera para reunirse en la ciudad colombiana de Cúcuta con los mandatarios de Colombia, Iván Duque, y de Chile, Sebastián Piñera. /EFE

De cara a este escenario, el megaconcierto opositor no pudo enmascarar las tensiones un día antes de que los oponentes del gobierno busquen implementar una riesgosa estrategia para desafiar a Maduro e ingresar al país la ayuda que por días se ha reunido en tres fronteras venezolanas: Colombia, Brasil y la isla de Curazao. Horas antes, a miles de kilómetros de ahí, dos indígenas murieron al recibir disparos en la frontera con Brasil.

El concierto Venezuela Aid Live fue patrocinado por el multimillonario británico Richard Branson y desplegó a decenas de músicos, incluyendo el astro colombiano Juanes, el argentino Diego Torres, la mexicana Paulina Rubio y el venezolano José “El Puma” Rodriguez, que inauguró el evento cantando “Agárrense de las manos”.

“Si podemos llevar a la gente al espacio, ¿por qué es tan difícil sacar a la gente de la pobreza?”, dijo Branson al inicio del concierto en Cúcuta. Branson piensa recaudar 100 millones de dólares en 60 días.

Aunque Maduro niega que haya una crisis humanitaria, el plan de la oposición para llevar ayuda a los venezolanos es el más ambicioso intentado desde que Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional, se proclamó presidente interino hace un mes.

Para llegar al concierto, docenas de venezolanos cruzaron hacia Colombia por una zona llena de arbustos y un arroyo, lejos del punto fronterizo regular. En el área no había soldados ni policías que impidieran su paso.

Branson aceptó respaldar el concierto este mes tras ser contactado por Guaidó, Leopoldo López -un líder opositor bajo arresto domiciliario– y otros. El empresario colombiano Bruno Ocampo dijo que el magnate británico está tan comprometido con entregar la ayuda humanitaria a los venezolanos que va a quedarse en el lugar hasta el sábado para asegurarse de que la comida y los suministros médicos cruzan la frontera.

Seiscientas toneladas de ayuda, en su mayor parte proveniente de EE.UU., Brasil, Colombia, Chile y Argentina se encuentran desde hace dos semanas en un depósito junto al Puente Internacional Tienditas.

Mientras millones de venezolanos huyen del país, y los que se quedan sufren la escasez de alimentos y medicinas, el ejército venezolano ha colocado camiones cisterna y grandes contenedores sobre ese puente para impedir el paso. Bloqueos similares fueron constatados en los puentes Santander y Simón Bolívar.

Fuente: Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *