dom. Jun 16th, 2019

La actividad económica cayó 7% interanual en diciembre y acumuló un retroceso de 2,6% en 2018

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Por noveno mes consecutivo la actividad económica se contrajo en diciembre. La caída fue de un 7% en la comparación con el mismo mes de 2017, con lo que acumuló unacontracción de 2,6% en el acumulado del año pasado, según informó este miércoles el INDEC.

Fuente: EMAE INDEC
Fuente: EMAE INDEC

Si esta recesión de 2,6% anual se confirma con los datos definitivos del cuarto trimestre que se divulgarán en marzo, el PBI de Argentina habrá registrado en 2018 la mayor caída desde 2009.

El importante retroceso del Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) del último mes del año pasado fue producto de la merma en los sectores de la industria y de la construcción.

Respecto de noviembre, la actividad exhibió un alza de 0,7% mensual. En este caso debe tenerse en cuenta que el EMAE de noviembre reflejó la mayor caída del año, un 7,5% interanual.

No se aprecian cambios significativos en los indicadores de consumo ni industriales que hagan prever un cambio de tendencia pronunciado en los próximos meses”, afirmó la consultora Invenómica, en el marco de un cuadro recesivo con alta inflación.

El INDEC explicó que las ramas de actividad con mayor incidencia en la contracción interanual del EMAE en diciembre de 2018 fueron “Industria manufacturera” (-14,2% interanual), “Comercio mayorista, minorista y reparaciones” (-15,7%) y “Construcción” (-12,7%). En contraposición, el sector “Agricultura, ganadería, caza y silvicultura” (+4,7% interanual) mostró la mayor incidencia positiva.

Fuente: INDEC
Fuente: INDEC

Un informe de la consultora Orlando Ferreres & Asociados puntualizó que en diciembre, “la dinámica estuvo signada por la baja (…) en la industria ‘Manufacturera’ -sumamente afectada por las paradas de planta de la industria automotriz- y por el desempeño del segmento del ‘Comercio’ (…) (sumado a) las bajas reportadas en la ‘Construcción’”.

Cabe recordar que el Índice General de Actividad (IGA) que releva Ferreres & Asociados reportó en diciembre una baja de la actividad económica de 6,4% interanual, mientras que acumuló en doce meses de 2018 una variación negativa acumulada de 2,1 por ciento.

Aunque los datos consolidados del desempeño del Producto Bruto Interno (PBI) de 2018 se conocerán recién el 21 de marzo, cuando el ente estadístico difunda el Informe de Avance del Nivel de Actividad del cuarto trimestre de 2018, el EMAE permite mensurar la caída de actividad de un año que sufrió una fuerte sequía que afectó a la actividad agrícola en el verano pasado.

La contracción se cristalizó a partir del segundo trimestre del año pasado, reforzada por lacrisis cambiaria y el plan de estabilización con altas tasas.

La recesión de 2018 deja un arrastre estadístico que actuará como un lastre sobre la tasa de crecimiento de este año. El Gobierno presupuestó 0,5% de caída, pero el FMI espera una caída de 1,7 por ciento.

Se espera que a partir del segundo trimestre de 2019 el sector agropecuario aporte una recuperación a la economía, que podría reflejarse también en otros sectores durante el segundo semestre. Con todo, la política monetaria dura para bajar la inflación podría hacer de contrapeso para la ansiada salida de la recesión.

Fuente: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *