lun. Jul 22nd, 2019

Murió Alberto Cortez, el poeta que le cantó a las cosas simples y cotidianas

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Murió el cantautor Alberto Cortez a los 79 años. El músico argentino vivía en España y había sido internado de urgencia el miércoles pasado en el Hospital Universitario HM Puerta del Sur, en Móstoles, a las afueras de Madrid.

La Asociación Argentina de Actores anunció la triste noticia a través de las redes sociales: “Lamentamos el fallecimiento del cantante y compositor argentino Alberto Cortez. Nuestras condolencias a sus familiares, amigos y a la comunidad musical”. Play

(Twitter)
(Twitter)

El intérprete de temas como “Cuando un amigo se va”, “En un rincón del alma”, “Callejero”,“Mi árbol y yo”, “A partir de mañana”, “Te llegará una rosa”, “Castillos en el aire” y “El abuelo”, entre tantos otros, tenía previsto realizar varios shows en Latinoamérica en las próximas semanas, pero su delicado estado de salud lo obligó a suspenderlos.

(@elcomerciodigit)
(@elcomerciodigit)

El primero de los conciertos previstos iba a ser en el Teatro Nacional de Santo Domingo, en República Dominicana. “Exhortamos al pueblo dominicano, que por tanto tiempo ha seguido la carrera del Quijote de la canción Alberto Cortez, a elevar sus oraciones por el pronto restablecimiento de su salud“, pedía el comunicado emitido por EFE, la empresa productora del show.

El domingo pasado el músico tenía que presentarse en Puerto Rico junto con Alberto Carrión. En lugar de cancelar el show, desde la producción decidieron rendirle homenaje al querido cantautor: “Seguimos adelante con el espectáculo programado y presentando un nuevo y emotivo tributo a la obra de Alberto Cortez”.

También conocido como “El gran cantautor de las cosas simples”, entre sus temas más destacados -además de los antes mencionados- están “Cuando un amigo se va” y “No soy de aquí ni soy de allá”.

Nacido en La Pampa, su verdadero nombre era José Alberto García Gallo. Cantó con grandes músicos y colegas, entre ellos Facundo Cabral. Con quien fuera su gran amigo hizo durante años el show Lo Cortez no quita lo Cabral y luego Cortezías y Cabralidades, además de varios discos homónimos.

También grabó el álbum En un rincón del alma, con Estela Raval. Con Mercedes Sosa hizo el tema “Distancia”, y musicalizó las canciones “Retrato” “Las moscas”, con letra de los poemas de Antonio Machado, para un disco de Joan Manuel Serrat.

Desde muy chico fue un apasionado de la música. A los seis años aprendió a tocar el piano, a los 12 compuso su primer tema, “Un cigarrillo, la lluvia y tú”, y a los 21 grabó su primer disco en Amberes, Bélgica, Welcome to the Latin Club.

Sus canciones no solo estaban inspiradas en las cosas simples de la vida, sino también en su mujer, Renée Govaert. Se conocieron en Bélgica, donde se casaron el 2 de junio de 1964, y al otro día se fueron a vivir a Madrid. “Ella está en todas mis canciones, es la musa que me llevó a vivir todo esto”, dijo alguna vez Cortez, eterno enamorado de su compañera.

En 1996, durante una temporada de verano en Mar del Plata, sufrió un ACV y debió ser operado por una obstrucción de carótida. Las secuelas lo alejaron de su guitarra, pero no de la música, y ese mismo año volvió a presentarse ante el público, en un escenario de Quito. Así siguió, siempre sobre el escenario a pesar de sus problemas de salud. Hasta que este jueves se encontró con la eternidad: sus canciones jamás serán olvidadas…

Fuente: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *