jue. Abr 25th, 2019

Un hincha de River se tatuó el código QR con los goles de la final ante Boca pero le borraron el video de YouTube

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Un hincha de River quiso inmortalizar en su piel una manera diferente de recordar y revivir la final de la Copa Libertadores que su equipo le ganó a Boca el 9 de diciembre de 2018 en Madrid. Lo hizo a través de un video musical. Es decir, con un tatuaje del código QR que, al escanearlo mediante un smartphone, dirigía la imagen a un resumen de los dos partidos de la final que él compartió en YouTube.

La viralización del video provocó risas y festejos entre los hinchas de River, quienes compartieron a través de Twitter e Instagram el tatuaje. Desde la vereda de enfrente no se quedaron quietos y comenzaron una campaña para borrar el video de YouTube. Eso finalmente sucedió y, por ende, ahora el código QR que lleva tatuado ya no dirige a ningún sitio.

El fanático, de quien aún no trascendió su nombre, publicó el video en que se ve su pierna derecha con el código QR recién tatuado. En ese instante, mientras otra persona filma la hazaña, el tatuador acerca un teléfono celular y exhibe en la pantalla el resumen de la súper final.

El mismo había sido cargado a YouTube como “La Gloria Eterna”. Tenía los goles del partido de ida en La Bombonera, que terminó 2 a 2, y el 3 a 1 del encuentro de vuelta, en el Estadio Santiago Bernabeu, en Madrid.

El video era propio de quien se lo tatuó, ya que contenía fotos de él, su mujer y sus hijos en España. Infobae ingresó a la plataforma de videos y comprobó que el video, que tenía pocas vistas y había publicado el hombre, ya no está disponible para ver.

A la tendencia de tatuarse los códigos QR que redirijan a un video se sumó una nueva moda en Estados Unidos: el “Soundwave Tattoo”, el cual consiste en una onda de sonido pintada permanentemente en la piel que una aplicación de celular lee y reproduce.

En diciembre del año pasado, pocos días después del triunfo histórico de River, otro hincha del Millonario cumplió una insólita promesa al tatuarse en su brazo izquierdo un escritorio. “Me dije: ‘ya está, tanto que nos hablan del escritorio, si ganamos esta copa me voy a tatuar uno'”, contó el simpatizante de 21 años, quien se describió como “bastante impulsivo”.

Fuente: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *