jue. Abr 25th, 2019

Por la inflación y salarios en baja, el consumo masivo cayó 8,7 por ciento en marzo

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Por noveno mes consecutivo, las ventas en los supermercados y autoservicios de barrio volvieron a marcar en marzo una fuerte caída respecto del mismo mes del año pasado. De acuerdo con el informe de la consultora Scentia, el consumo masivo se derrumbó 8,7% durante el tercer mes del año y acumula así una contracción del 7,3% desde enero.

Los autoservicios independientes continúan siendo los más afectados por esta caída en la demanda, ya que las grandes cadenas logran paliar este efecto con ofertas y promociones. Así, mientras que los pequeños comercios registraron unabaja en las ventas del 10% interanual, los grandes supermercados tuvieron una caída del 7,2%. En ambos casos, el efecto recesivo se sintió más en el interior que en el AMBA.

El rubro de bebidas sigue siendo el más dañado por la crisis, fundamentalmente las que no tienen alcohol. La posibilidad de reemplazar los jugos y gaseosas por el agua generó una caída del 14,2% en este segmento. Le siguió el de “limpieza de ropa y hogar”, con una baja del 12,3%; y luego “perecederos y frío”; “bebidas con alcohol” e “impulsivos”, los tres con retracciones superiores al 10%. Los alimentos que se consumen para el “desayuno y la merienda” registraron una baja del 7,4%; “higiene y cosmética”, del 7,2% y el rubro “alimentación”, 6,3%.

Como lo viene haciendo en los meses previos, el titular de Scentia, Osvaldo del Río, insistió en remarcar que la base de comparación del primer trimestre era muy alta, especialmente la de marzo, cuando las ventas en supermercados había crecido 4,8%. “Asimismo, es importante tener presente que estamos comparando un marzo con pascuas versus el actual sin este evento, por lo tanto, podemos considerar esta situación como un atenuante”, precisó Del Río.

La inflación y la caída de los salarios reales contrajeron fuertemente las ventas
La inflación y la caída de los salarios reales contrajeron fuertemente las ventas

Del informe también se desprende que el ticket promedio de marzo fue de $ 780 en las grandes cadenas (subió 34,7% interanual) y de $ 194 en los autoservicios independientes (+44,9%). A su vez, mientras que los consumidores se llevaron en marzo 4,5 unidades promedio, en las cadenas compraron 16,3 unidades promedio. En ambos casos, fueron menos que en marzo de 2018.

En cuanto a los precios, en marzo treparon 51,8% en términos interanuales. Si bien no es inflación, ya que es un promedio de los valores de todos los productos que se venden en los supermercados, es un número muy similar al dato de inflación. El Indec informó hoy que la inflación de marzo trepó al 4,7% y acumula un alza del 54,7% en los últimos doce meses.

Fuente: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *