lun. Ene 27th, 2020

Massa apuesta a que se baje Cristina y Cristina, a que se suba Massa

Apuesta mutua, pero invertida. Tanto Cristina Kirchner como Sergio Massa creen que el destino electoral propio, y el de sus respectivos espacios, puede estar atado a lo que haga el otro. Con una diferencia física sustancial: Massa apuesta a que Cristina se baje y Cristina apuesta a que Massa se suba

El juego de palabras se sostiene en especulaciones políticas y números de encuestas. Es muy claro en el caso del líder del Frente Renovador y algo más enredado en el de la ex mandataria.

Las cuentas massistas

A fines del año pasado, Massa firmó contrato con el asesor catalán Antoni-Gutiérrez Rubí, que, paradójicamente, venía de trabajar para la campaña 2017 de Cristina senadora. Desde entonces, el líder del FR empezó a recorrer un camino estrecho: intentar seducir a los votantes de la ex presidenta, pero sin acercarse demasiado a ella.

Es un sendero enrevesado, aún hoy difícil de decodificar para muchos, sobre todo por la vigencia de la grieta. Son ostensibles los esfuerzos de Massa, en sus contactos con la prensa, para no irritar al votante K con cuestionamientos explícitos a Cristina o la corrupción de sus gobiernos. Bien diferente a sus campañas de 2015 y 2017. 

“Ahora Sergio está en un armado claramente opositor, ya no hay avenida del medio. Pero para ganar tiene que pescar votos kirchneristas; si no, no dan las cuentas. Por eso no le pega a Cristina, pero tampoco se junta con ella”, resume un integrante de su equipo de campaña.

Marcelo Tinelli junto al gobernador Juan Schiaretti en Córdoba. El conductor es la variante que impulsa Massa para la Provincia.

Marcelo Tinelli junto al gobernador Juan Schiaretti en Córdoba. El conductor es la variante que impulsa Massa para la Provincia.

Las encuestas, en general, abonan la teoría de flotación massista. Si no se presenta Cristina, la mayoría de los candidatos aparece ganándole un eventual balotaje a Macri. Pero el Presidente se sostiene claramente por la polarización, sobre todo para un mano a mano. Nadie se ilusiona por ahora con un triunfo en primera vuelta.

“¿Por qué se va a bajar ahora? ¿Y si Cristina se queda en la casa? ¿O si en vez de Macri se presenta Vidal y busca un acuerdo con Sergio?”, agregan con interrogantes en el massismo. 

La pregunta podría ser la inversa. ¿Y si se presenta Cristina? Para que no lo relegue como en 2017 en la Provincia, el líder del FR reclama una PASO amplia de Alternativa Federal, incluido Roberto Lavagna, más los originales Juan Manuel Urtubey y Miguel Angel Pichetto. Ahí, los sondeos ya no son tan favorables. Si bien es cierto que esa interna podría superar los 20 puntos y consolidarse como un tercer espacio, cuando los miden para la general por separado, ninguno de los cuatro se acerca a la chance de un balotaje. Admiten en el massismo: “Hay que convencerlo a Lavagna. Si no se presenta en la interna, nos mata”.

Las cuentas cristinistas

En el kirchnerismo el panorama es más difuso, por el secretismo con que se mueve Cristina y las señales que cada uno de sus visitantes interpreta a su conveniencia. Además, la ex presidenta debe convivir con su agitado presente judicial. Ya tiene el OK de los tribunales que la juzgarán en distintas causas y este sábado tiene previsto partir a Cuba para ver a su hija Florencia.

Mientras, deja correr. Como hace dos años, ante algunos de sus invitados asegura que ella no quiere ser candidata, que prefiere sangre nueva, pero…

¿Cómo entra Massa en este entuerto? Por un lado, la ex presidenta se ha mostrado abierta a reconciliarse con los ex funcionarios y dirigentes que llegaron a denostarla en público, como Alberto Fernández o Felipe Solá. Y por el otro, da señales de que ahora acepta una unidad lo más amplia posible para derrotar a Macri.

Axel Kicillof  se reunió este miércoles con un precandidato a intendente de Salta, Mauro Sabbadini. Si Cristina quiera a Massa en Provincia, el economista se bajaría.

Axel Kicillof se reunió este miércoles con un precandidato a intendente de Salta, Mauro Sabbadini. Si Cristina quiere a Massa en Provincia, el economista se bajaría.

En ese esquema, ya hubo declaraciones públicas de dirigentes K invitando a Massa a ir a una gran interna de todo el PJ. Pero además, mantienen otra puerta abierta: que en el marco del operativo retorno, su ex jefe de Gabinete sea candidato a gobernador bonaerense. 

“Cristina lo largó a Axel (por Kicillof), pero si a él se lo pide Cristina, se va a la Capital o asume como ministro de Economía y le deja el lugar para que se postule Sergio”, confía y especula una fuente K. La martingala parece hoy de difícil concreción: una mudanza similar le han insinuado a Massa dentro de Alternativa Federal y él se negó.

Caída la variante de un único candidato a gobernador colgado de distintos postulantes a presidente del PJ, el líder del Frente Renovador mantiene contactos con los intendentes (que impulsan a alguno propio para la gobernación), pero impulsa otra variante para pelear con Vidal: Marcelo Tinelli. En su entorno ya mandaron a medirlo. 

Fuente: Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *