vie. Ago 23rd, 2019

Un proyecto de ley busca permitir que se pueda ir a bailar desde los 12 años

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). En la Legislatura porteña avanza un proyecto de ley que habilita a los chicos de 12 a 17 años a ingresar a boliches bailables. Aunque el creador del proyecto dice que el objetivo es que los “pre-adolescentes” tengan la posibilidad de participar en esos locales de eventos que no sean relacionados con el baile, desde la Cámara de Discotecas de Buenos Aires ven con buenos ojos la modificación.

Hoy los jóvenes que tienen entre 12 y 15 años no tienen un espacio concreto donde relacionarse. Para reunirse terminan en un shopping, en la casa de algún amigo o en lugares que no están habilitados, como clubes de barrio, que además comparten con mayores de dieciocho. Se sabe: muchos también ingresan a las matiné aunque no esté permitido.

Por eso el legislador Maximiliano Ferraro, presidente de la Coalición Cívica-ARI, envió un proyecto de ley con el objetivo de que los boliches puedan abrir más temprano (14hs) y puedan ingresar chicos desde los 12 años. Eso sí, las actividades deberán terminar a las 22 horas, dos horas antes que el horario en que hoy finaliza una matiné, en las que pueden entrar adolescentes de 15 a 18 años.

“El objetivo que tenemos no es extender el límite de edad para los boliches matiné, sino que esos espacios ahora tengan posibilidades de ofrecer otro tipo de eventos, más relacionados con la cultura, fiestas de youtubers y demás. Desde los doce años los chicos y chicas tienen intenciones de relacionarse, pero no tienen dónde. Este proyecto apunta a que ahora sí puedan hacerlo en estos espacios seguros y controlados”, agrega Ferraro.

El plan no prohíbe que en estos lugares se pase música como en un boliche clásico, aunque sí hace hincapié en que estará prohibido el ingreso de mayores de 18 años (a excepción de padres, madres y tutores de los menores) y también la venta de bebidas alcohólicas. Por eso desde la Cámara de Discotecas de Buenos Aires, su presidente, Omar Capalbo, afirma que ve de manera positiva la modificación que ya está planteada en la Legislatura.

“La idea es que los chicos vayan a lugares seguros. Que no entren a los locales clandestinos, donde les venden alcohol y los mezclan con personas más grandes”,afirma Capalbo en diálogo con Clarín y subraya que “la clandestinidad es un arma mortal para los chicos”.

“La ley de matiné estaba mal hecha. Los chicos van a bailar y tienen que ir a los lugares seguros. No hay ninguna actividad más controlada que una discoteca habilitada por la Ciudad”, sigue el presidente de la Cámara de Discotecas. Y asegura que “hoy una multa por tener un menor en un boliche es de 180 mil pesos”.

Fuente: Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *