sáb. Ago 17th, 2019

Ordenan detener a la maestra que zamarreó a una beba en una guardería

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Un juez de La Plata ordenó este martes la detención de la maestra que zamarreó y trato de asfixiar a una beba de 4 meses en una guardería y que fue registrada por  las cámaras del establecimiento.  Fuentes judiciales confirmaron a Clarín que el pedido fue enviado a la Policía Bonaerense pero hasta esta noche no se había concretado el arresto.

Se trata de María Paula González, quien trabajaba en el jardín Aventuras en Pañales, ubicado 40 entre 8 y 9 de La Plata. El juez de Garantías platense, Guillermo Atencio, imputó a la docente por “homicidio en grado de tentativa por dolo eventual”. Quiere decir que la maestra “se representó la posibilidad de provocar la muerte” de la chiquita y aún así no detuvo su accionar.

El episodio tuvo fuerte impacto público por la publicación de un video en el que se observan los malos tratos que González ejercía sobre la menor que estaba a su cuidado. Este hecho ocurrió el 17 de octubre del año pasado. Los padres hicieron la denuncia después de advertir que la bebé tenía moretones en las extremidades y un golpe en la cara. Pero la causa estuvo casi congelada, sin calificación y sin movimientos en la fiscalía.

La familia de la víctima pidió que el proceso sea por intento de asesinato. Luego del pedido y a partir del aporte de pericias médicas y otras pruebas fue recaratulada. Además, el magistrado sugirió al fiscal penal que investiga la causa, Marcelo Romero, que “impute a los directivos del jardín por el delito de omisión en los deberes de cuidado”.

El establecimiento, al que concurrían unos 25 menores de entre 45 días y 3 años de edad, fue clausurado la semana pasada por la Municipalidad de La Plata. Los inspectores revisaron los papeles de habilitación y comprobaron que había personal a cargo de chicos que no tenían el título correspondiente. 

La madre de la niña golpeada, Carolina Penzi, contó que en octubre del año pasado “cuando la fui a retirar, la encontré con la carita toda colorada, con una marca en el pómulo, agotada de llorar, sin mirarme ni sonreír. Cuando le saqué el abrigo me encontré con una marca de apriete en el brazo, pellizcones y rasguños. Ahí lo llamé a mi marido para hacer la denuncia”, recordó la mujer.

Una semana después y luego de ver las grabaciones, las autoridades de “Aventuras en Pañales” desplazaron a González. Los responsables del establecimiento explicaron que se trató de “un hecho puntual. Un acto irresponsable de una docente”. 

La fiscalía número 6 de La Plata pidió las imágenes de las cámaras de vigilancia del jardín, donde se pudo constatar que la docente María Paula González zamarreaba a la beba, arrojaba de manera violenta a la niña al “huevito” y cubría su rostro con una manta para sofocar los llantos.

Al borde del llanto, Carolina recordó que días atrás la citaron para mostrarle el video donde quedó registrado el maltrato, algo que le pareció “muy fuerte”.

“Es muy difícil como mamá ver a mi beba de cuatro meses en esa situación. Le tapan la cara, la tienen en brazos sin sujeción de la cabeza, la zamarrean, golpean el huevito... Da mucha impotencia el video. En tres horas Pili no pudo sacarse la toalla de la cara en ningún momento. Podría haberse ahogado, haber vomitado… estuvo en riesgo de vida en todo momento”, relató.

Atencio tomó en cuenta también para avalar el pedido, un informe médico que determinó los “serios riesgos y peligros para la salud” de la bebé que provocaron esas actitudes violentas. 

Fuentes policiales dijeron esta noche a Clarín que González estaría en Chiviolcoy, donde tiene familiares. Se presume que los abogados que patrocinan a la imputada podrían solicitar una eximisión de prisión porque “no existen riesgos procesales” en caso de que la mujer permanezca en libertad durante el proceso. “De hecho estuvo ocho meses en libertad y se pudo avanzar en la causa. No tiene antecedentes penales y no representa un riesgo para la prosecución del caso”, sería el argumento que plantearían los abogados.

Fuente: Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *