sáb. Ago 17th, 2019

El Banco Central volvió a subir la tasa al nivel máximo desde la crisis de 2002: 74% anual

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). El Banco Central efectuó una muy reducida renovación de vencimientos de Letras de Liquidez (Leliq) , a pesar de haber convalidado una tasa de interés diez puntos más alta que el viernes pasado.

El rendimiento promedio de las Leliq, el instrumento cuyos rendimientos demarcan el sendero de la política monetaria, regresó al nivel de 74,035% anual, un máximo que ya había alcanzado el 2 de mayo (74,069%) y el 8 de octubre del año pasado (73,524%).

Estos instrumentos de deuda que emite el Banco Central, a diferencia de las Lebac, solo pueden ser suscriptos por los bancos. A su vez, las entidades financieras adquieren estos pasivos remunerados del BCRA a alta tasa con los pesos que captan de sus clientes por sus colocaciones a plazo fijo.

En la primera licitación de Leliq a siete días el Central colocó escasos $13.990 millones, frente a vencimientos en el día por $255.118 millones.

Aunque falta realizar una segunda subasta antes del cierre del mercado cambiario a las 15, es de prever que la entidad que preside Guido Sandleris avalará una fuerte expansión de liquidez, seguramente justificada por el desarme de algunos depósitos en pesos que se están pasando a demanda de dólares, en un día récord para los precios de la divisa.

El stock de Leliq había tocado $1,3 billón el mes pasado; con esta tendencia, su peso en el balance de la entidad se podría licuar a gran velocidad por la renovación parcial de vencimientos y la devaluación del peso, en contraste con activos básicamente en dólares, oro, yuanes y euros.

Las tasas de interés de referencia regresaron hoy al nivel más alto desde la crisis de 2002,aunque con una diferencia muy importante. Hace 17 años la emisión de Lebac obedeció a la reabsorción de pesos, debido a que empresas y ahorristas empezaban a desprenderse de divisas después del récord del precio del dólar –rozó lo 3,70 pesos a fines de junio de aquel traumático año-.

Al comprar dólares, el Banco Central de 2002 ganaba reservas, pero entregaba pesos. Para volver a aspirarlos y frenar una escalada inflacionaria, debió emitir Lebac a altas tasas por algunos meses.

En 2002, las tasas de Lebac alcanzaron el 108% anual en el promedio del mes de julio, según el Informe Monetario del Banco Central. Dichas Letras se colocaban a un plazo incluso más extendido que el de las actuales Leliq: a 14 días, frente a siete días en la actualidad.

En agosto de 2002 el costo promedio de las Lebac disminuyó a 66% anual, a la vez que el Banco Central empezó a extender los plazos de los vencimientos hasta a 91 días. Para octubre de 2002 la tasa de Lebac había cedido a 49% anual, la mitad que en julio, apenas tres meses antes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *