sáb. Ago 17th, 2019

El asesino silencioso se cobró una nueva víctima en San Luis

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Un anciano de 89 años murió tras la inhalación de monóxido de carbono, luego de que se le apagara la estufa y comenzara a perder gas en una vivienda de Villa Mercedes, a 100 kilómetros de San Luis.

La víctima, identificada como José Onofre Arayes, de 89 años, fue encontrada por su hijo cuando ingreso el último martes por la noche a la casa y encontró a su padre tendido en el suelo, ya sin signos vitales.

El jefe de la Unidad Regional II, comisario Oscar Contreras informó que en horas de la noche recibieron un llamado al 911 de parte del hijo de la víctima e inmediatamente personal policiales se hizo presente en el lugar, donde percibió olor a gas que provenía de una estufa.

El cuerpo fue trasladado a la morgue judicial donde se le practicó la autopsia pertinente y este miércoles se determinó que la causa de muerte fue por inhalación de gas butano/propano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *