sáb. Oct 19th, 2019

Campaña municipalizada y boleta corta: la estrategia de los intendentes oficialistas para despegarse de Macri y Vidal

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). “¿Sabías que podes elegir a los candidatos que más te representan aunque no sean del mismo partido?”. La propuesta es explícita e invita a cortar boleta con la misión de salvar a los intendentes de Juntos por el Cambio del arrastre hacia la derrota que les provoca la imagen negativa de Mauricio Macri en el conurbano bonaerense.

El video -“extraoficial”- que circula en los distritos de la provincia de Buenos Aires donde el oficialismo tiene más comprometido su futuro, explica los mecanismos para elegir a candidatos de distintos espacios.

“Recordá que a la hora de votar tenés la opción de cortar boleta. Es muy simple, la boleta tiene cinco categorías divididas por líneas punteadas”, explica una voz en off mientras se ven los distintos cargos electivos: presidente, legisladores nacionales, gobernador, legisladores provinciales y jefes comunales. “Elegí tu candidato a intendente, cortá por la línea punteada y armá tu boleta con el resto de los candidatos elegidos. Este 27 de octubre, cuidá tu voto. #CortáBoleta”, concluye.

El video es una expresión pública de lo que ya se comentaba en los despachos de los alcaldes tras el resultado de las PASO, que se vio reflejado en una catarsis generalizada en el Foro de Intendentes que se llevó a cabo a los diez días de las elecciones Primarias, y en donde incluso se desató una serie de reproches hacia María Eugenia Vidal. Se lamentó una y mil veces no haber desdoblado la elección bonaerense de la nacional“La boleta completa no va más”, manifestaron en aquella oportunidad los intendentes que decidieron municipalizar la elección lejos de la figura del Presidente y, en algunos casos también de la gobernadora. Desde Provincia se acordó que no habría “críticas ni bajada de línea en ese aspecto”, afirmando que los alcaldes tendrían vía libre para diseñar la estrategia de campaña más acorde con el objetivo de conservar el territorio.

Es que la derrota de Juntos por el Cambio en las PASO arrasó con las expectativas de muchos jefes comunales que aspiraban a ser reelectos. De repetirse el resultado del 11 de agosto el Gobierno podría llegar a perder la conducción de una veintena de municipios.

“La idea es mantener 60 de las 69 intendencias”, le expresó a Infobae , como apuesta optimista, uno de los armadores del Pro en la provincia, quien además identificó las localidades que ya dan por perdidas: Quilmes, Berisso, San Vicente, Brandsen, Luján, General Rodríguez, Junín.

Luego están los municipios “donde va a ser difícil, pero se está trabajando para ganar”. Julio Garro (La Plata), Néstor Grindetti (Lanús), Diego Valenzuela (Tres de Febrero), Ramiro Tagliaferro (Morón), Héctor Gay (Bahía Blanca), y Nicolás Ducoté (Pilar) son quienes aspiran a dar pelea. Salvo Gay, que ganó por escaso margen, todos a nivel partido salieron derrotados, algunos por más de 10 puntos.

Incluso el intendente de Bahía Blanca reconoció en diálogo con La Brújula 24 que en Nación y Provincia “la elección está terminada”, alimentando la táctica de municipalizar la campaña de cara a octubre. Play

“Podes votar la boleta completa de Juntos por el Cambio o cortar al intendente Ducoté para seguir transformando Pilar”, invita otro video que circula en las redes sugiriendo votar la lista del Frente de Todos en las categorías presidente y gobernador, pero descartando al candidato Federio de Achával para reemplazarlo por el actual jefe comunal macrista. “Recordá que si no tenés tijera podés cortar a mano la boleta”, agrega la publicación.

Hay casos en los que se puede hacer una segunda lectura: en Lanús, si bien Juntos por el Cambio perdió, Grindetti superó en votos a Edgardo Depetri que ganó la interna del Frente de Todos. Desde su entorno analizaron que “habiendo tenido un alto índice de corte espontáneo y muy alto número de voto en blanco -gente que votó mal por no saber cortar- podemos recuperar el voto que quiere acompañar a Néstor”.

“Estamos saliendo a hablar casa por casa y la conversación es sobre Lanús estrictamente”, se agregó  y aunque negaron “hacer campaña de corte”, “en dos oportunidades (2011 y 2013) hubo boleta corta”.

Otra situación similar se da en La Plata, donde el Frente de Todos ganó por 10 puntos de diferencia, pero el más votado fue el macrista Julio Garro que también tendrá condicionada su suerte de acuerdo al apoyo que reciba Florencia Saintout de los otros cuatro precandidatos del peronismo que participaron en la interna. De hecho desconfían de un rumor que empezó a circular que indicaba un supuesto acuerdo entre Garro y el entorno del ex intendente Pablo Bruera para repartir boletas cortadas. Es decir, Alberto Fernández presidente, Kicillof gobernador y el actual intendente de Juntos por el Cambio.

Justamente en la capital bonaerense, un allegado de Garro expresó que “la vida sigue más allá de lo que pasará en Nación y Provincia”, y soltó que la segunda etapa de la campaña estará focalizada en “fortalecer y mostrar la gestión de los intendentes”. Aunque lamentó que “por más obras que se muestren, Macri te tira para abajo”.

Por su parte, Diego Valenzuela explicó a Infobae el planteo de la segunda etapa de campaña y si bien reconoció que será “con fuerte foco desde lo municipal”, se trabajará “en equipo” con los Ejecutivos nacionales y provinciales. “Vamos a pedir que nos acompañen para no volver atrás sabiendo que más allá de los problemas económicos, Tres de Febrero está mejor que lo que estaba en diciembre de 2015 después de 24 años de gobierno de Hugo Curto”, sostuvo.

(Foto: Adrián Escandar)
(Foto: Adrián Escandar)

En el conurbano, Macri solo pudo festejar y esperar a octubre con tranquilidad en San Isidro y Vicente López, donde Gustavo Posse y  Jorge Macri se impusieron por amplio margen en las Primarias.

Párrafo aparte para San Miguel, en donde Juntos por el Cambio a nivel municipal logró un corte de boleta excepcional. Jaime Méndez, alfil del ministro de Gobierno de Vidal, Joaquín De la Torre, alcanzó el 46% de los votos, sacando una diferencia de nueve puntos al kirchnerista Franco Laporta. La particularidad es que en ese distrito Vidal perdió por 12 puntos y Macri por 20. Una fuente legislativa del Gobierno apuntó a De la Torre como el posible promotor del video del corte de boleta. Los intendentes consultados, por su parte, se hacen los desentendidos.

La antesala a una derrota en octubre en manos de Fernández y Kicillof implica también una nueva discusión en torno a la correlación de fuerzas dentro del propio partido. “¿Quién representará a los intendentes que logren conservar sus territorios?”, se preguntó una fuente del PRO y el mismo se respondió: “Ellos, si ganaron. Se empieza a discutir todo de nuevo”. Al municipalizar la campaña, más allá de lo que declaren públicamente, hay alcaldes que ya no tienen conducción: “Se habla del post macrismo, del vidalismo, del larretismo, son todos ismos”.

Sin un liderazgo firme, otra de las dudas gira en torno al futuro de Juntos por el Cambio como coalición. Infobae consultó a distintos sectores de la UCR bonaerense, y si bien el sector más radicalizado y más molesto con Macri sostiene que todo se verá después del 27, la mayor parte del partido coincide en que “hay coalición para rato”, siempre y cuando haya “una conducción equitativa”. De nuevo será el eje de discusión el rol y el poder de decisión que tiene el radicalismo con respecto al PRO.

“Recursos, cargos de bloques, cargos institucionales en las Cámaras y en los organismos de control”, serán las exigencias del radicalismo según un miembro del partido con peso en territorio bonaerense. “No vamos a ser más sumisos, no nos van a llevar más de las narices, nos vamos a sentar a charlar en igualdad de condiciones, sino vamos por nuestra cuenta y ellos por la suya”.

Fuente: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *