mar. Ene 28th, 2020

Imputan por tentativa de homicidio al atacante de un juez y su esposa

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Un fiscal cordobés imputó por “tentativa de homicidio y lesiones” al hombre que el viernes último atacó a golpes a un juez y a su esposa porque no le había entregado el vehículo que dos meses atrás le había secuestrado por conducir alcoholizado.

Este lunes, el magistrado permanecía internado en un centro asistencial de la ciudad de Villa María y la mujer en una clínica de Corral de Bustos para recuperarse de los traumatismos causados por el ataque y, según la información oficial, se encuentran fuera de peligro.

Fuentes judiciales informaron que Ramón Senegas (48) fue imputado por el fiscal Pedro Guerra por los delitos de “tentativa de homicidio, lesiones graves, lesiones leves calificadas y violación de domicilio”.

El representante del Ministerio Público tomo esa decisión tras haber reunido pruebas testimoniales y documentales, por lo que dispuso la continuidad de su detención en la cárcel de Villa María y el imputado será indagado en el curso de esta semana.

De acuerdo a la acusación, en la noche del viernes último Senegas había ingresado violentamente al domicilio del juez de Corral de Bustos, Claudio Gómez, en momento en que se festejaba un evento familiar.

El hecho ocurrió en la vivienda del magistrado, sobre avenida Italia al 500, de esa población del departamento de Marcos Juárez, a 280 kilómetros al sur de Córdoba capital, cuando el acusado llegó a la casa y comenzó a golpear la puerta de entrada con una masa y la tiró abajo.

Después, ingresó en la casa y empezó a golpear al magistrado con el mismo elemento, un palo y también a trompadas, precisaron los voceros consultados. En determinado momento, la mujer de Gómez se interpuso para evitar que siguieran lastimando a su esposo y también fue agredida.

El ataque de Senegas fue tan violento que rompió varias mamposterías y en los pisos y paredes de la vivienda de las víctimas quedaron manchas de sangre. Alertado por la situación, personal policial llegó hasta la vivienda, aunque el agresor ya se había fugado, pero poco tiempo después se presentó en una comisaría y quedó detenido.

El juez Gómez sufrió traumatismo de cráneo y cortes en el cuero cabelludo, por lo que fue cosido y sometido a varios estudios, en tanto su mujer resultó con fractura en el antebrazo y en un dedo. Los investigadores determinaron que el atacante fue detenido hace dos meses por la Policía de Tránsito cuando manejaba en estado de ebriedad.

En aquella oportunidad, el hombre fue trasladado a la comisaría de esa población y le secuestraron el auto, pero mientras estaba haciendo los trámites correspondientes y aprovechando una reyerta que se produjo en la seccional, se escapó con el vehículo, que estaba estacionado en el patio de la dependencia policial.

Cuando fue nuevamente detenido, estuvo preso algunos días por orden del juez Gómez, quien se negó a entregarle su rodado porque había problemas con la documentación que presentó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *