mié. Nov 20th, 2019

La marcha de mujeres tuvo 30 cuadras y la izquierda hizo una protesta paralela

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Treinta cuadras. La marcha, convocatoria principal del 34° Encuentro Nacional de Mujeres, serpentea por la ciudad de La Plata y mide tres kilómetros de mujeres, chicas, nenas, mujeres trans y travestis. Son amigas, familias, compañeras de trabajo, de agrupación política o sindical que llegaron hasta esta ciudad para movilizarse y visibilizar de forma masiva exigencias como el fin de la violencia machista y los crímenes de odio que desencadena, la legalización del aborto, la implementación de la ley de Educación Sexual Integral y el respeto de la diversidad sexual y de género.

“¡Hay miles!” , le gritó Camila a su mamá. Tiene 4 años, viajó desde Rosario en familia, y estaba a upa: cogoteaba para intentar ver dónde termina la muchedumbre, pero era imposible. La marea de manifestantes caminaba por la calle 6 de esta ciudad y doblaba para seguir el camino que lleva hasta el playón del Estadio Único. Esta marcha de tres kilómetros de gente duró más de cuatro horas de caminata por unas sesenta cuadras de la capital provincial.

La esquina en la que Camila intentaba -sin éxito- verle el fondo a la movilización era también el vértice de la plaza San Martín en la que distintas agrupaciones de izquierda esperaban a que pasara la movilización oficial para caminar su propio trayecto, distinto al delimitado por la Comisión Organizadora de este Encuentro.

“Estamos en contra de la burocratización de la organización del encuentro. De que, por ejemplo, se tome la decisión de dónde va a ser la próxima convocatoria el último día, cuando la mayoría de las delegaciones ya pegaron la vuelta a sus localidades” , argumentó Celeste Fierro, candidata a diputada nacional por el MST y una de las que encabezó la primera columna de esa marcha cuyo camino no terminó en el playón del Estadio Único, sino en la Catedral de esta ciudad, vallada y custodiada por oficiales mujeres de La Policía de la Provincia.

Por el recorrido “oficial” marchaban mujeres, trans y travestis agrupadas en sindicatos como Suteba, CTA, ATE, Conadu, Satsaid, y en organizaciones políticas como Mujeres Evita, el área de Género y Disidencias de Nuevo Encuentro, Mala Junta, Patria Grande, el Frente Darío Santillán, la CTEP, La Cámpora y la Juventud Peronista, entre otras. También atravesaban La Plata mujeres de organizaciones como Mamá Cultiva, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, las Defensorías de Género de la Provincia y La Sublevada, que llevaban banderas con la cara de la activista trans Lohana Berkins.

Una multitud se moviliza en la Marcha Nacional de Mujeres. Foto Lucia Merle

Una multitud se moviliza en la Marcha Nacional de Mujeres. Foto Lucia Merle

La política como vía para transformar las leyes, la cultura y la realidad es una de las premisas desde la que parte no sólo la marcha masiva de cada Encuentro Nacional de Mujeres, sino sus talleres, en los que se informa sobre la situación de las mujeres en el mundo del trabajo, en el de la sexualidad y en el del activismo, entre varios temas. Es desde estas convocatorias que se dieron los primeros pasos para, por ejemplo, elaborar un proyecto de ley para legalizar el aborto o para impulsar la ley de Identidad de Género.

Miles de mujeres marcharon en La Plata. (Foto: Rafael Mario Quinteros)

Miles de mujeres marcharon en La Plata. (Foto: Rafael Mario Quinteros)

“Mi pose sexual preferida soy yo arriba y abajo el patriarcado”, mencionó la cartulina con la que marchó un grupo de adolescentes. Es que de esta movilización también formaron parte de muchas adolescentes y mujeres que, aunque no formaban parte de ninguna columna, caminaron más de cinco kilómetros hasta llegar al cierre de este acto, justo antes de que empezara la “Peña Feminista”, en la que se presentarían artistas como Paula Maffía, Puebla y Chocolate Rémix. El pañuelo verde que simboliza la lucha por la legalización del aborto -y que en las plazas de esta ciudad se vendía a 50 pesos, tal vez el único precio congelado desde 2018- era un denominador prácticamente único entre las manifestantes de la marcha que, en muchos casos, redoblaron la proclama con camperas, pulóveres o -un clásico- glitter de ese color.

Miles de mujeres marcharon en La Plata. (Foto: Rafael Mario Quinteros)

Miles de mujeres marcharon en La Plata. (Foto: Rafael Mario Quinteros)

“Ver una vez al año a todas las pibas en una ciudad, sentir toda esa energía, es como un grito de todas las mujeres juntas por la misma causa, apoyándonos. No había visto algo así nunca “, contó Milagros, de 18 años: viajó desde Chubut, donde debutó como “encuentra” el año pasado, cuando la convocatoria fue en Trelew.

Una multitud se moviliza en la Marcha Nacional de Mujeres. Foto Lucia Merle

Una multitud se moviliza en la Marcha Nacional de Mujeres. Foto Lucia Merle

Cerca del punto desde el que partió la marcha oficial hicieron una manifestación las agrupaciones que impulsan un cambio de nombre: quieren que el Encuentro Nacional de Mujeres pase un llamarse Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Trans, Travestis y No Binaries. Esa modificación es uno de los debates internos de las feministas que se reunieron en talleres y conversatorios durante este fin de semana: este lunes, cuando se vote la próxima sede del Encuentro, podría haber una definición.

En las cuadras que ocupaban las agrupaciones de izquierda -destacaban el MST, el Plenario de Trabajadoras del Partido Obrero, el Polo Obrero, Pan y Rosas y Las Rojas-, la insistencia por la separación entre la Iglesia y el Estado era una de las consignas principales a la hora de cantar. “Opus Dei, qué facho que sos, vos sos la dictadura, pedís la mano dura, vos sos abusador”, era una de las más repetidas. La cantaron varias veces, y la gritaron con fuerza frente a la Catedral, donde terminó su movilización.

Allí, algunas agrupaciones prendieron fuego un muñeco de papel y una bandera del Vaticano , y cuando ya se había producido la desconcentración de los partidos de izquierda, unas cien personas encapuchadas -entre mujeres y varones- prendieron fuego pallets de madera y un contenedor, y tiraron piedras y botellas con combustible detrás de la valla que protegía la Catedral. La Policía apagó el fuego con una autobomba y dispersó a ese grupo minoritario con gases lacrimógenos.

Incidentes menores al final de la marcha por el Encuentro de Mujeres en La Plata. (Maxi Failla)

Incidentes menores al final de la marcha por el Encuentro de Mujeres en La Plata. (Maxi Failla)

Fue exactamente a la misma hora a la que la primera de las treinta cuadras de mujeres, trans y travestis empezaba a llegar al Estadio Único. La organización del Encuentro no confirmó cuánta gente marchó, pero según sus estadísticas, solo a los talleres se acercaron unas 60,000 personas . “Somos todas”, decían las letras que empujan la columna que encabezó la marcha oficial de este Encuentro. “Esperamos que todo salga como tiene que salir para que sigamos viviendo esta fiesta maravillosa que son los Encuentros de Mujeres”, dijo, megáfono en mano, Laura Bohn, de la comisión que organizó esta reunión masiva en La Plata. Detrás suyo, la marea empujaba para seguir caminando.

Fuente: Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *