sáb. Dic 7th, 2019

Desesperada búsqueda de un joven en Pilar: dijo que se fue a una clase de inglés y nunca regresó

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). El martes 29 de octubre al mediodía, Tobías Mazzotelli, de 20 años, recibió en la casa que comparte con su mamá Mónica en la localidad de Fátima, Pilar, a su hermano Maximiliano, de 30. La familia mantuvo un almuerzo cotidiano más, los hermanos intercambiaron chistes y contaron anécdotas hasta media tarde.

“Toto”, como lo apoda toda la familia, avisó que tenía que irse cerca de las 17.30 a una clase de inglés, en una escuela privada de idioma a la que acudía desde hacía más de un año. El joven agarró su mochila, saludó con un beso a su familia y se marchó.

El mismo día por la noche, “Toto” no regresó a su casa a dormir. No avisó que pasaría la noche en otro lugar. Su madre Mónica no se preocupó demasiado: dos días antes se había quedado a dormir en su casa una amiga de su hijo, con lo cual pensó que esta vez fue “Toto” quien decidió pasar la noche en el domicilio de su amiga. La madre intentó confirmarlo mediante un mensaje de Whatsapp pero nunca recibió respuesta.

Ya al día siguiente, el miércoles 30, cerca de la 1 del mediodía, Mónica comenzó a asustarse. Llamó a su otro hijo Maximiliano, con quien Tobías compartía un emprendimiento de alquileres de inflables para cumpleaños, pero nadie tenía noticias del joven de 20 años. En el transcurso de la tarde, la familia logró contactar a esa amiga, quien negó haber pasado la noche anterior con Tobías. Y fue entonces cuando entró la desesperación. Ya sobre la noche, Maxi y su madre se acercaron a una comisaría de Pilar para hacer la denuncia: Tobías no aparecía y nadie sabía nada de él.

Hoy ya pasaron seis días desde la última vez que la familia lo vio y todavía Tobías Mazzotelli no aparece.

“Es un chico re tranquilo. No habíamos tenido problemas con él de ningún tipo. Tampoco discutió con mi vieja o algo así. No encontramos motivos para que nos quiera abandonar de esta forma sin decirnos nada. No sabemos qué le pudo haber pasado”, le dijo Maximiliano a Infobae mediante una conversación telefónica.

“Él estuvo de novio con una chica que se llama Luciana hasta hace un mes, más o menos. Fue una relación de un tiempo, pero siempre iban y venían. Él sufría mucho cada vez que se peleaban y solía bajonearse mucho. Él es muy emocional. Esos bajones a veces le duraban unos días, pero después se recuperaba”, añadió.

Unas cámaras de seguridad lo registraron sólo en la estación de ómnibus de Villa Gesell (instagram)
Unas cámaras de seguridad lo registraron sólo en la estación de ómnibus de Villa Gesell (instagram)

Una vez realizada la denuncia, el departamento de Policía de Pilar desplegó un operativo de búsqueda. Con la ayuda de bomberos y canes especializados, durante el miércoles y jueves se realizaron rastrillajes exhaustivos en diferentes puntos de Fátima y de la propia ciudad de Pilar.

Mientras tanto, y con la ayuda de la propia ex novia Luciana, la familia comprobó que Tobías se había llevado consigo las tres remeras que usaba con mayor asiduidad: una camiseta negra con una luna dibujada, una camiseta negra XXL y una remera blanca con una figura en su pecho.

Después de diferentes tareas frustradas, las novedades sobre la búsqueda aparecieron recién sobre el fin de semana: “En principio, supimos que nunca llegó a la clase de inglés. Al parecer, por las cámaras de seguridad de las estaciones de ómnibus, Tobías se fue primero a Retiro. Desde allá se tomó un micro a Santa Teresita. Todo en soledad. Desde Santa Teresita caminó por la playa hasta Mar de Ajó y en esa ciudad, se volvió a tomar un micro hasta Villa Gesell”, detalló Maximiliano.

Según el hermano del joven desaparecido, un policía de Mar de Ajó intercambió un diálogo con un joven que coincidía con la descripción de la búsqueda: el efectivo lo había visto deambular por la ciudad y, al consultarle, el joven le respondió que era mochilero y que se dirigía a Villa Gesell.

Hace apenas unas horas pudimos ver los videos de la terminal de micros de Villa Gesell y pudimos comprobar que era él el que estaba ahí. Esas imágenes fueron tomadas el miércoles por la tarde. Se lo ve salir de la terminal y se fue en dirección hacia el centro de la ciudad. Eso es lo último que supimos de él”, relató Maximiliano.

Por cierto, desde el sábado, el propio Maximiliano intentó repetir el mismo recorrido de su hermano para intentar hablar con gente que lo haya podido contactar a Tobías. Hoy, el hermano mayor se encuentra en la misma ciudad de Villa Gesell.

Un amigo subió a las redes varias imágenes donde se ven la cantidad de tatuajes que tiene Tobías en sus brazos y piernas (instagram)
Un amigo subió a las redes varias imágenes donde se ven la cantidad de tatuajes que tiene Tobías en sus brazos y piernas (instagram)

Tobías es un chico reservado, tranquilo, que tiene diversos grupos de amigos y nunca encontró problemas para sociabilizar con sus pares.

“Le gusta mucho el cine, la fotografía y los tatuajes. Creo que tiene más de diez tatuajes entre los brazos y las piernas. Cada vez que podía se hacía uno nuevo”, describió su hermano mayor.

“También le gustaba practicar longboard con una tabla grande, pero eso lo dejó hace un tiempo por su condición de asmático”, completó.

La última actividad del teléfono celular de Tobías se registra a las 15.30 del martes 29 de octubre, apenas dos horas antes de que se despidiera de su familia. Ese factor le causa extrañeza a su círculo íntimo, ya que el joven mantuvo siempre mucha actividad en las redes sociales.

La última vez que su familia lo vio fue el martes 29 de octubre (facebook)
La última vez que su familia lo vio fue el martes 29 de octubre (facebook)

Si bien su perfil de Instagram es privado, en Facebook imprimió algunas de sus pasiones de los últimos tiempos. De hecho, en esa red social se pudo percibir un fanatismo de Tobías por la banda Linkin Park y por su ex cantante y líder Chester Bennington, quien se suicidó mediante un ahorcamiento bajo un cuadro de depresión profunda a los 41 años en julio de 2017.

Precísamente, en julio Tobías compartió un dibujo realizado por un artista denominado Maris en el que se retrataba al propio cantante Bennington. La ilustración estaba acompañada por un texto que tenía los siguientes extractos:

“Hoy hace dos años de la muerte de Chester Bennington estoy haciendo esta pintura panorámica en 360º en tributo a él y a mi amigo Elton, que también decidió sacar su vida hace unos años.

La vida es difícil, pero puede ser hermosa. Las cosas pueden mejorar. Busca ayuda cuando sea necesario Te importa, tus sentimientos importan. Cuida tu salud, incluso la mental”.

Durante muchos años, Tobías fue fanático del longboard (facebook)
Durante muchos años, Tobías fue fanático del longboard (facebook)

En las últimas horas, Maximiliano planificaba un encuentro con un vecino de Villa Gesell que decía haber hablado con un chico, cuyas características coincidían con las de Tobías.

Mientras, el propio hermano le mandó un mensaje a Tobías para que al menos le comunique a la familia que está en buen estado de salud, pese a su posible necesidad de soledad.

“Nosotros le pedimos por favor que vuelva. Le queremos decir que lo queremos muchísimo. Le pedimos que por lo menos nos dé la noticia de que está bien. Nosotros lo respetaremos si quiere estar solo, pero queremos saber que está bien, es lo único que nos importa”, afirmó su hermano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *