lun. Dic 9th, 2019

Elevan a juicio la causa contra el periodista Veppo

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). El juez de instrucción Luis Zelaya elevó este jueves a juicio oral la causa que se le sigue al periodista Eugenio Veppo por haber atropellado y matado a una inspectora de tránsito y herido de gravedad a otro, en septiembre último, en el barrio porteño de Palermo, informaron fuentes judiciales.

Tras la decisión del magistrado, el expediente fue sorteado y recayó en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 14, integrado por los jueces Hugo CataldiBeatriz Bistué de Soler Miguel Angel Caminos, que ahora deberá fijar fecha para el debate que tendrá como único acusado a Veppo, actualmente detenido.

Zelaya elevó la causa a juicio luego de que el 4 de noviembre último se lo pidiera la fiscal Romina Monteleone, quien acusa a Veppo de “homicidio simple con dolo eventual” de la agente de tránsito Cinthia Choque (28) y las “lesiones graves” que sufrió su compañero, Santiago Siciliano (30).

Cinthia murió al instante.

Días antes, había efectuado el mismo pedido el abogado de la familia de la agente fallecida, Andrés Gramajo, mientras que, el 16 de octubre, la Cámara del Crimen porteña había confirmado el procesamiento con prisión preventiva del periodista.

Los integrantes de la Sala V Hernán López y Ricardo Pinto consideraron que “la prueba recolectada durante la investigación resulta indicativa de que al imputado le resultó indiferente el resultado producido y lo aceptó en los términos de la figura escogida”, en alusión a ese delito, que prevé penas de entre 8 y 25 años.

De acuerdo a la investigación, alrededor de las 3.35 del 8 de septiembre pasado, el imputado conducía su Volkswagen Passat “incumpliendo la reglamentación vigente al transitar a una velocidad elevada (no menos de 130 kilómetros por hora) que excedía la máxima permitida en este tramo de la avenida Figueroa Alcorta –que es de 70 km/h- y zigzagueando temerariamente”.

Santiago había sufrido múltiples fracturas y una infección en el pulmón.

Para la fiscal, el conductor, que iba junto a otro hombre y una mujer, iba a esa velocidad para “rebasar tanto por izquierda como por derecha a los automotores que circulaban por la misma senda, presuntamente luego de haber ingerido alcohol y/o drogas”.

“Metros antes de llegar a su intersección con la calle Tagle e inmediatamente después de pasar a alta velocidad por la derecha a un automóvil que circulaba por el carril derecho de los dos centrales, embistió con la parte delantera derecha de su rodado a Choque y a Siciliano, provocando la muerte de la primera y ocasionando lesiones gravísimas al segundo”, sostuvo la fiscalía.

De acuerdo a la fiscal, ambos estaban “identificados con la indumentaria del Cuerpo de Agentes de Tránsito del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, parados sobre el anteúltimo carril de la mano derecha de la citada avenida efectuando un control vehicular y de alcoholemia, detrás de un cartel luminoso que así lo señalizaba”.

Tras impactar a las dos víctimas, Veppo escapó sin socorrerlas y abandonó el vehículo sobre la calle Silvio L. Ruggeri, tras lo cual abordó un taxi junto a sus acompañantes y se dirigió a su casa en el barrio porteño de Belgrano.

“Tal actitud, sumado al desprecio evidenciado con posterioridad al hecho, al huir del lugar nuevamente a gran velocidad y zigzagueando, resulta una manifiesta indiferencia respecto a los resultados producidos, cuya producción –por la forma en que conducía en plena ciudad- se ha representado como no improbable”, afirmó en su dictamen la fiscal.

“Al huir del lugar nuevamente a gran velocidad y zigzagueando, resulta una manifiesta indiferencia respecto a los resultados producidos”

El auto fue hallado tres horas después del hecho, por un oficial de Comisaría Comunal 2A que se retiraba de franco.

Finalmente, alrededor de las 17.20 del 8 de septiembre, el imputado se presentó junto a su abogado en la Comisaría Vecinal 1A, donde quedó detenido a disposición de la justicia.

“Con su accionar, Veppo ha sometido a las víctimas a situaciones peligrosas que no tuvo la seguridad de controlar, por más que tuviera la esperanza de que no iba a producirse el resultado o no lo haya deseado”, aseguró la funcionaria judicial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *