mar. Jun 2nd, 2020

Diego Santilli puso en duda la continuidad de las salidas recreativas para niños en CABA

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Esta flexibilización se implementó por primera vez en la cuarentena el sábado y el domingo pasado. Sin embargo, ante los constantes récords de casos positivos de coronavirus que se fueron superando a lo largo de los últimos días, el Gobierno Nacional y porteño evalúan los pasos a seguir para la próxima etapa de la cuarentena.

En declaraciones al canal América, Santilli adelantó que “es una definición que tomarán el Presidente, el Jefe de Gobierno y el Gobernador de la Provincia, pero la línea es que no haya más aperturas”.

Con respecto a las salidas recreativas para niños, el funcionario de la Ciudad sostuvo: “Que los chicos salgan es una preocupación y un tema importante para las familias, lo importante es que lo hicieron bien este fin de semana, con responsabilidad y distanciamiento”.

Si bien afirmó que “este sábado y domingo pueden salir los papás y las mamás una hora” con sus hijos (siempre de acuerdo a la terminación del DNI del adulto), aclaró que de cara al siguiente fin de semana “tenemos tiempo para analizarlo” y “las decisiones las tomará el Presidente”. “Esto es dinámico, al día de hoy no creo que haya nuevas aperturas de las que hay”, enfatizó Santilli, sin confirmar la continuidad ni la vuelta atrás en este permiso, pero reconociendo que es un tema que se encuentra en estudio.

Si bien las salidas recreativas para niños están aseguradas este sábado y domingo, de cara al siguiente fin de semana “las decisiones las tomará el Presidente”. (Foto: EFE)
Si bien las salidas recreativas para niños están aseguradas este sábado y domingo, de cara al siguiente fin de semana “las decisiones las tomará el Presidente”. (Foto: EFE)

Este jueves, en el día número 63 del aislamiento social, preventivo y obligatorio, se registró un nuevo récord de casos positivos de COVID-19: la mayoría en el Área Metropolitana de Buenos Aires. De los 648 nuevos infectados, 379 son de la Capital Federal.

Pese a las actividades que se fueron flexibilizando en la Ciudad, el Vicejefe de Gobierno precisó: “No ha crecido sustancialmente la movilidad. Desde que empezó la pandemia, a la fecha la movilidad pasó del 10 al 30%”.

“La apertura de la semana pasada no generó más movilidad de la que ya teníamos. Veníamos de una movilidad de 30%, cuando abrimos teníamos 31%, y ayer cayó un poquito. Una cosa son los trabajadores y la cantidad que podían ir a la sumatoria de actividades -60 mil- con un millón de personas moviéndose en la zona”, diferenció.

El fin de semana pasado se habilitaron por primera vez las salidas de menores de 16 años, de acuerdo a la terminación del DNI del adulto a cargo.
El fin de semana pasado se habilitaron por primera vez las salidas de menores de 16 años, de acuerdo a la terminación del DNI del adulto a cargo.

En ese sentido, a la espera de que se anuncien nuevas medidas recomendó “que la gente que se tenga que movilizar en tareas no esenciales, no utilice el transporte público”.

“No estamos exentos de que nos pase lo que les pasó a otros países. El 22 de abril íbamos a tener el pico en la Ciudad de Buenos Aires, pero los argentinos nos hemos cuidado”, destacó. Sin embargo, admitió que “no se sabe cuál es el pico” que se espera para los próximas semanas.

Por otro lado, Santilli adelantó que “es muy probable que se replanteen los permisos” para circular. “Tenemos que focalizar con qué permiso está circulando la gente, analizar el esencial versus el resto de los que se otorgaron”, añadió.

En esa dirección, explicó que “se va a tratar de implementar un código QR con dos colores; puede ser el esencial en verde y el no esencial en rojo”. Si bien no está definido, el Vicejefe de Gobierno porteño sostuvo que “puede ser” que los que se replanteen sean los no esenciales: “asistencia a un mayor, el que va a un turno médico, al banco… Eso hay que mirar”.

Más allá de las restricciones que se están evaluando, reconoció que “no podemos separar a la Capital de la región metropolitana”. “La gente se mueve, tiene movilidad. No se analizó aislar a la Ciudad, tenemos que controlar cuánta gente y qué personas tienen que venir”, concluyó.