Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Jueves 18 de Enero | Hora: 20:18
Martes 09 de Enero de 2018
Imprimir

Internas en el Frente Renovador por un posible encuentro Cristina Kirchner-Massa

Lo propuso Menéndez tras visitar al tigrense. Graciela Camaño salió a negar la posibilidad del encuentro.
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Gustavo Menéndez salió de su cita en Pinamar con Sergio Massa y desató la polémica. Y no precisamente por reclamarle al jefe del Frente Renovador que no prendió la parrilla que tenía pegada a la mesa donde se juntaron y que apenas le haya convidado café, gaseosas y agua.

El nuevo titular del PJ bonaerense e intendente de Merlo habló tras la reunión y asustó a varios al augurar una cita entre Massa y Cristina o Máximo Kirchner: "En algún momento se va a dar y es necesario que se dé", dijo por la FM de orientación kirchnerista La Patriada.

La frase de Menéndez se encontró con un silenzio stampa desde la casa pinamarense de Massa pero las reacciones surgieron veloces. Rubén Eslaiman, presidente del bloque de diputados provinciales bonaerenses, fue quien refutó al intendente de Merlo en nombre de su jefe político: “No creo que Massa ya a Ezeiza o a Marcos Paz de visita. Aunque el Papa Francisco nos enseñe la piedad con los presos”, dijo en un raudo despegue del kirchnerismo al que ubicó geográficamente en esos dos lugares de detención.

Luego, surgió la vocera más potente -y más fiel- de Massa: Graciela Camaño no dio lugar a matices y afirmó al diario La Nación: “No hay ninguna posibilidad de un acuerdo con Cristina Kirchner”.

La posibilidad de un encuentro entre la ex Presidenta -hoy senadora nacional y jefa política de Unidad Ciudadana- con su ex jefe de Gabinete de 2008 y 2009 no tiene viabilidad de suceder pues el creador del Frente Renovador no habló pero mandó a sus espadas a rechazar la eventual cumbre.

La cordial relación que sí mantiene el de Tigre con Máximo Kirchner no tendrá correlato con la ex mandataria. El año pasado, se habló de un par de encuentros reservados entre Sergio Tomás y Máximo mientras ambos eran diputados nacionales y los movimientos entre kirchneristas y renovadores tuvieron dos hits políticos: en los finales de 2016, cuando ambas fuerzas votaron juntas en la Cámara de Diputados la media sanción al proyecto de ley de modificación del Impuesto a las Ganancias.

Y en 2017, cuando se aplazó el debate de la Reforma Previsional en la misma Cámara y se vio a José Ignacio De Mendiguren y Facundo Moyano -diputados nacionales del FR- a los abrazos y de buena tertulia con Agustín Rossi y Axel Kicillof, espadas legislativas de Cristina.

Dentro del Frente Renovador hay quienes postulan la reunificación del peronismo, como el histórico Felipe Solá o el sucesor de Massa en Tigre: el alcalde Julio Zamora se mostró en un par de encuentros de dirigentes e intendentes pejotistas, en claro signo de apoyo a la unidad de esa fuerza.

Camaño refutó a su compañero de fuerza Felipe Solá por la reunión que mantuvieron, a fines de diciembre, el ex gobernador bonaerense con Agustín Rossi y Daniel Filmus -por el kirchnerismo- con Fernando “Chino” Navarro y auspiciada por Alberto Fernández, ex jefe de Gabinete de Néstor y Cristina Kirchner, ex miembro del Frente Renovador y hoy, enrolado con Florencio Randazzo, de quien fue su jefe de campaña el año pasado.

“Lo que le dijeron a Sergio (sobre esa reunión) es que una persona totalmente desautorizada como Alberto Fernández armó una suerte de rosca con una foto y nada más. No es comparable con la reunión de Sergio y Menéndez. Fue una trapisonda de un tipo que nunca sabés dónde está parado y que no tiene catadura moral para la política. Si el eje de esa construcción es Alberto Fernández, estamos en el horno…”, disparó la vehemente diputada.

Y consultada si ella se sentaría a una mesa con Rossi y Filmus, se despachó: “No tengo nada que ver con ellos”, lanzó en La Nación.

Solá, por su parte, dio su explicación en el chat de los diputados nacionales renovadores donde calificó a esa cita con kirchneristas y randazzistas como “una trapisonda”.

Pero luego, el diputado dio su visión sobre el flamante titular del PJ bonaerense: "Menéndez tiene que bajar un cambio, Construir alianzas es crear confianzas, no sacarse fotos. Ya sabemos lo que duran las fotos", dijo Solá en una frase de ineludible validez para el verano.
Imprimir
© Copyright 2010  |  Todos los Derechos Reservados.