Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Lunes 24 de Septiembre | Hora: 10:55
Lunes 16 de Abril de 2018
Imprimir

Buscan apurar la instalación de las cámaras de seguridad en los colectivos

El Gobierno bonaerense aseguró que lanzarán créditos blandos. Y que quieren darles botones antipánico a los conductores.
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Luego de la reunión que mantuvieron la gobernadora María Eugenia Vidal y el titular de la UTA, Roberto Fernández, el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, anunció créditos para instalar cámaras de seguridad en los colectivos.

De acuerdo a lo que explicó en conferencia de prensa, en tres meses los colectivos que realizan recorridos nocturnos en el GBA deberán tener cámaras de seguridad. Y todas las unidades tendrán que colocar esos dispositivos en un plazo máximo de seis meses.

El plan para monitorear el interior de los vehículos se aceleró después del asesinato de Leandro Alcaraz (26). María Eugenia Vidal se reunió esta tarde con el presidente de la Cámara de Transporte Automotor, y con el secretario de la UTA y les informó que el lunes se reglamentará una ley -sancionada en diciembre de 2016- que obliga a las compañías a la colocación de sistemas de vigilancia por video en los coches.

Para eso, el Banco Provincia habilitará una línea de crédito de hasta 48 meses para que los propietarios puedan financiar el equipamiento. "Serán créditos blandos a tasas muy bajas", aclaró Ritondo. Según los costos de mercado, el monitoreo mínimo exigido cuesta entre 30 y 35 mil pesos.

Además, la Provincia se comprometió a entregar a los choferes botones antipánico para que puedan alertar a la policía ante casos de emergencia. "A medida que vayan instalando las cámaras, el Gobierno les entregará los dispositivos que pueden ser fijos, ubicados en algún lugar del mando de los vehículos, o móviles para uso de los choferes", explicó el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo. En el encuentro estuvieron también el ministro de Infraestructura y Servicios Públicos, Roberto Gigante, y el presidente del BAPRO, Juan Curutchet.

Según establece la reglamentación de la ley a la que tuvo acceso Clarín, "se instalará la cantidad de cámaras necesarias según las características de cada unidad de transporte, debiéndose garantizarla existencia de una cámara por puerta de la unidad. Se deberá asegurar la visión de todo el espacio interior. Asimismo, se colocará un equipo en el interior, desde adelante enfocando hacia el frente, para captar la vía de circulación".

De acuerdo con la información del área de Transporte de la Provincia, en el área metropolitana están habilitadas 212 líneas. En total hay unas 9.000 unidades: 5.000 corresponden a permisos otorgados por los municipios y 4.000 concedidos por el Gobierno provincial. Con la incorporación de sistemas 4G a las cámaras, se podrán monitorear en los centros de control que funcionan en los municipios, explicó el ministro de Seguridad.

La ley votada por el Parlamento prevé además que los micros deben estar señalizados con cartelería que indique que las mismas cuentan con cámaras de seguridad. Y quedó establecido “que las imágenes obtenidas tienen carácter absolutamente confidencial y que las mismas solo podrán ser requeridas por la autoridad pública o judicial que se encuentre avocada a la investigación o al juzgamiento de causas penales o contravencionales”.

En el ministerio de Seguridad funciona una "mesa de trabajo" entre las autoridades y el sector de transporte, que había establecido "zonas de peligro" donde se hacían controles policiales. En esos encuentros, los empresarios habían dilatado la instalación de las cámaras por "falta de financiamiento" según dijeron fuentes del sector a Clarín. "Estamos en medio de la restructuración tarifaria", era el argumento de las compañías.
Imprimir
© Copyright 2010  |  Todos los Derechos Reservados.