Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Miercoles 19 de Septiembre | Hora: 22:50
Martes 15 de Mayo de 2018
Imprimir

La inflación de abril fue de 2,7% y esperan que esté por arriba de 2% en mayo

La inflación de abril estuvo por encima de lo esperado y el dólar le pone más presión a los números de mayo
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Todos, especialmente en el mundo de los expertos económicos, esperaban para abril un aumento de la inflación superior al 2% gracias al impacto de la suba de las tarifas, principalmente del gas y del transporte. No hubo sorpresas. Pero otro pronóstico, impulsado desde el oficialismo, era que a partir de mayo la inflación iba a estar por debajo de ese límite, comenzando un proceso de desinflación en el que se sostienen las paritarias. Pero el dólar cambió todo. La depreciación del peso llevará el IPC de mayo a niveles elevados.

Según la información que difundió hoy el Indec, la inflación de abril fue de 2,7%, impulsada por los rubros de vivienda, agua, electricidad, gas y otros (8%); transporte (4%), y prendas de vestir y calzado (4%). Los Alimentos y Bebidas subieron un 1,2%. En el año, la inflación acumula un aumento de 9,6%, de acuerdo a los datos brindados hoy. A doce meses, la suba de precios muestra un alza de 25,5%, según los datos del organismo público. Fundamentalmente, este incremento tuvo que ver con las subas del gas, el transporte y la nafta, explicaron los expertos.

La inflación núcleo, que elimina precios regulados y estacionales, fue alta también este mes. La medida que sigue de cerca el Banco Central (BCRA) llegó a 2,1% en abril. En medio de la corrida del dólar y gracias a la persistencia de este dato, los analistas esperan ahora un mantenimiento de las tasas elevadas de interés de referencia del Central. A contramano, desde el sector productivo ya alerta sobre el impacto de estas medidas en el crecimiento. Ayer, el propio Nicolás Dujovne señaló que se prevé "más inflación y menos crecimiento".

La meta oficial del 15% ya está descartada, tras las fuertes subas de tarifas y la depreciación del peso. Pese a que el ancla inflacionaria sigue siendo la paritaria. Incluso hoy se firmó el acuerdo correspondiente a 2018 para el sector metalmecánico. Según el Ministerio de Trabajo, contempla un aumento del 15% a ejecutarse en dos tramos: 10% en mayo y un 5% en septiembre. Se acordó una revisión del acuerdo a realizarse en diciembre.

"El registro de inflación de abril se acelera respecto al de marzo", estimó a LA NACION Gabriel Zelpo, economista jefe de Elipsys, que explicó que el dato es levemente superior a la estimación de la consultora privada (2,6%). Zelpo explicó que el registro se vio afectado principalmente por los rubros de Vivienda y Servicios del Hogar, Transporte e Indumentaria. El primero registró una variación mensual explicado fuertemente por el incremento en la tarifa de Gas (32% en el promedio nacional). Mientras, Transporte mostró un aumento con una fuerte incidencia del alza en los combustibles y el transporte público.

"El registro de la inflación núcleo se ubica en 2,1%, frente al 1,7% registrado por nuestro índice. De esta manera, ese dato promedio de tres meses de inflación núcleo se incrementa a 2,3%, frente al 2,1% de marzo", afirmó el especialista. "Para mayo prevemos un registro cercano al 2%. El registro se explica principalmente por persistencia de la inflación núcleo, y el incremento en la tarifa de agua corriente, con un aumento de 25%", estimó Zelpo.

"El dato a destacar del IPC es que la inflación núcleo continúa en niveles elevados. En abril fue 2,1% y durante los últimos tres meses, cuando se sintió el impacto de la suba del tipo de cambio de enero y los efectos segunda ronda de las tarifas, promedió 2,2%. Vale recordar que llegó a 1,3% a fines de año pasado", coincidió Martín Alfie, economista jefe de Radar. Alfie dijo que el rubro de Indumentaria explicó cerca del 10% del aumento de la inflación de abril. "En parte es un ajuste estacional por el comienzo de la temporada otoño-invierno", señaló.

"La inflación de mayo seguramente mostrará un nivel elevado por la suba del tipo de cambio, aunque hay un menor impacto de regulados. La inercia que dejan los meses previos son un piso difícil de romper. Si bien es temprano para ver el traspaso, podríamos terminar con la inflación núcleo unos escalones más arriba", agregó el economista.

"No va a ser fácil que la inflación termine por debajo de 2%, más allá de cuán alta esté la tasa de interés", afirmó a este medio Federico Furiase, economista jefe de ECO GO. "Además, vamos a tener que ver cómo termina esta historia del dólar y la tensión cambiaria", agregó.

"El dato de abril está en línea con lo esperado, impactado por subas de gas y transporte", dijo el economista. "Los estacionales ayudaron", indicó con relación a la suba de los precios de la ropa. "Lo que preocupa sigue siendo la inflación núcleo persistente arriba de 2% por el traslado a precios de la suba del dólar", coincidió Furiase. "Más allá de abril hay que estar atentos a la inflación de mayo, cuando tenemos el golpe de la suba fuerte del dólar en las últimas semanas. Es prioridad calmar al mercado de cambio y contener las expectativas de devaluación. Ese será el rol de la tasa de interés a niveles altos, lo que pegará en el crecimiento conteniendo las expectativas de que las empresas trasladen a precios", señaló el economista.

"El dato más relevante pasó por la inflación núcleo, que luego de haber trepado al récord de 2,5% en marzo, bajó a 2,1%, valor similar al de febrero pero aún elevado", indicó a LA NACION Camilo Tiscornia, C&T Asesores Económicos, quien además agregó que en el rubro de Salud pesó el aumento de los medicamentos para generar un alza de 1,8 por ciento.

"En mayo, al ajuste en el agua y eventualmente el subte, se sumará el impacto de la suba del tipo de cambio de las últimas semanas. Considerando ambos ajustes, nuestro relevamiento de precios arroja una variación mensual algo superior al 2% hasta la fecha", cerró.

El director del Iaraf, Nadín Argañaraz,afirmó que para lograr la meta del 15% la inflación que propone el Gobierno, el promedio mensual no debe ser superior a 0,61%. "La inflación núcleo de abril anualizada está en 28,3%. La inflación de mayo es altamente probable que tenga un piso del 3%", anticipó. "Para el segundo semestre habrá que ir viendo el efecto de la crisis cambiaria y de la suba de la tasa de interés sobre la actividad", agregó. Para el economista cordobés, la desaceleración que tendría la economía real podría limitar el crecimiento de los precios. Eso sí, ya parece muy difícil que crezcan, por lo menos, por debajo de 22%.

"Estaba previsto que la inflación toque un techo en abril y que, aun sin posibilidades de cumplir la meta, en los meses siguientes volviera a encausarse en un sendero de desaceleración", escribió Melisa Sala, economista de la consultora LCG. "Pero el deslizamiento del tipo de cambio sin duda tendrá algún efecto en los precios en los próximos meses, con un rezago aproximado de dos meses, y la inflación se alejará incluso del tercer techo previsto por el Gobierno: perforar la tasa de inflación con que cerró 2017", agregó.

"Esperamos subas con piso del 2% en los próximos meses que podrían escalar a 3% en junio y julio por el traslado de la devaluación a los precios. Sólo hacia final de año estimamos cierta moderación de las subas", indicó Sala. Para ella la inflación será de 26,6% en diciembre.
Imprimir
© Copyright 2010  |  Todos los Derechos Reservados.