Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Sábado 26 de Mayo | Hora: 12:48
Jueves 17 de Mayo de 2018
Imprimir

Citan a indagatoria al intendente de Paraná en una causa por narcotráfico

A Sergio Varisco (Cambiemos) le imputan una participación en comercialización de drogas. La Justicia Federal también acusa a su subsecretaria de Seguridad y a un concejal.
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Una investigación por narcotráfico sacude a la ciudad entrerriana de Paraná. La semana pasada hubo allanamientos en la casa del intendente y ex diputado nacional Sergio Varisco (Cambiemos), en la Municipalidad y en el Concejo Deliberante. Ahora, el jefe comunal, el concejal Pablo Hernández y la subsecretaria de Seguridad, Griselda Noemí Bordeira, fueron imputados y deberán prestar declaración indagatoria la semana próxima, confirmaron fuentes judiciales a Clarín.

Todo deriva de una serie de allanamientos realizados hace dos semanas. Uno de ellos fue en la casa de Luciana Lemos, pareja de Daniel Andrés Celis (42, alias “Tavi”), un puntero de Paraná que está preso en una causa por robo y que además está imputado como jefe de la banda narco. En la casa de esa mujer encontraron 3,5 kilos de cocaína.

Pero había algo más. Y fue lo que terminó implicando al intendente en la causa. En la casa de Lemos había un papel con el nombre de Varisco y el de otros funcionarios. Al lado, un monto con el dinero que le correspondería a cada uno.

De allí derivaron los allanamientos en la casa donde vive el intendente con su madre, en su despacho en la Municipalidad y en el del concejal Pablo Hernández. Según informaron fuentes del caso a Clarín, ese día los agentes de la Policía Federal fueron a buscar droga, balanzas, celulares, agendas, cuadernos con anotaciones, computadoras, armas, discos duros de las cámaras de seguridad de las propiedades y del municipio y cajas fuertes.

Esa relación no es nueva y ya había sido investigada en una causa previa, por una "narcoavioneta" con 317 kilos de marihuana que había sido interceptada por la Policía en un campo de Colonia Avellaneda, cerca de Paraná. “Tavi” Celis fue procesado como “líder” de esa organización, que comandaba desde la cárcel.

De hecho, Varisco y el concejal Hernández habían sido citados a declarar en esa causa, pero como testigos. Los investigaban porque “Tavi” había participado activamente en la campaña a intendente de Varisco. Y allegados suyos, incluido su padrastro, habían sido designados en áreas clave del municipio; creen que para favorecer la distribución de la marihuana por Paraná y otras ciudades cercanas a la capital entrerriana.

Entre los acusados, el único que se repite con respecto al caso de la “narcoavioneta” es el presunto jefe: Daniel “Tavi” Celis, que otra vez habría manejado todo desde la cárcel. También están imputados su pareja, Luciana Ernestina Lemos (alias “Lu”, “Lupe” o “Lupita”); Eduardo Humberto Celis (alias “Narigón” o “Cholo”); Nahuel Jonatan Eduardo Celis; Wilber Figueroa Lagos (alias “Tío” o “Pariente”); Juan Manuel Gómez, alias “Nacho”); Jonathan Jesús Heintz; el intendente Sergio Fausto Varisco; la subsecretaria Griselda Noemí Bordeira; el concejal Héctor Pablo Hernández; Ernesto Ramón González, (alias “Gonza”) y Alan Nicolás Viola.

La principal hipótesis de los investigadores, es que la banda manejaba entre 10 y 12 kilos de cocaína por semana. Se la comprarían a un narco peruano de la villa 1-11-14 del Bajo Flores porteño, según indicó una fuente con acceso al expediente a Clarín.

La droga llegaba en micro en esas cantidades para no ser descubiertos. “Tenían una logística que cualquier empresa privada admiraría. Así como llegaba, se deshacían de la cocaína para no tenerla encima. Les quemaba”, dijo uno de los investigadores.

Por eso es que, según creen, cuando fueron a la casa de Lemos sólo se encontraron con 3,5 kilos. Lo demás ya había sido repartido.
Imprimir
© Copyright 2010  |  Todos los Derechos Reservados.