Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Lunes 20 de Agosto | Hora: 21:38
Jueves 17 de Mayo de 2018
Imprimir

El Gobierno busca desactivar la idea de van por un ajuste en el gasto social

En la Casa Rosada dicen que no tocarán asignaciones ni jubilados y que el FMI no apuntará allí.
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Entre los efectos del sacudón financiero y la devaluación, la imagen de Mauricio Macri sumó otro impacto por el amplio rechazo al regreso al FMI y las mayores dificultades para contener la inflación. Ahora el Gobierno buscará desactivar la idea de que el recorte alcanzará el gasto social. Para recuperar iniciativa y compartir costos, el Presidente mostró apertura con integrantes de Cambiemos otra vez con lugar en las mesas de discusión y llamó a un “acuerdo nacional” para reducir el déficit fiscal a mayor velocidad, mientras el grado del ajuste se define en las negociaciones en Washington.

“Eso está descartado, lo dijo Mauricio ayer. En general no hay que ir por ahí, no hay que recortar por el lado del gasto social”, dijo a Clarín un alto funcionario sobre uno de los objetivos del Gobierno para intentar rearmarse: alejar las medidas de ajuste -en palabras del Presidente aun en el gradualismo pero en una velocidad “acelerada”- de las asignaciones sociales, jubilaciones y pensiones. Macri había arrancado la jornada con una declaración que abonó la posibilidad de nuevas iniciativas en materia previsional y laboral. “Parte de la sociedad que queremos construir tiene que ser más justa, que todos trabajemos la misma cantidad de horas, la misma cantidad de días, la misma cantidad de años, y cada vez mejor”, aseguró en la inauguración de una estación de subte. “Estamos iluminando situaciones que no necesariamente vamos a encarar ahora, que pueden llevar años. Lo previsional se discutió en diciembre, hay que alejar fantasmas y dejar en claro cuáles son los términos de la discusión”, le bajaron por la tarde el tono a esa versión en el primer piso de la Casa Rosada. Jorge Triaca -ministro de Trabajo- había negado que el FMI planteara exigencias en el plano laboral.

La nueva meta de reducción del déficit será definida por el FMI luego de las negociaciones con funcionarios de Hacienda. Nicolás Dujovne había anunciado la modificación de 3,2% del PBI a 2,7% para este año y 2,2% para 2018, aunque las cifras quedaron en suspenso. Una vez que llegue la confirmación en Washington, el Gobierno avanzará con las conversaciones con los referentes de los distintos sectores para acordar un programa de recortes y así compartir el costo político. “No hay que imaginar una mesa, un cartel, una escenificación. Es más pragmático que simbólico”, desestimó un funcionario de trato cotidiano con Macri una gran convocatoria, por la “dinámica fragmentada” del escenario: “No hay un señor sindicalismo, un señor empresariado, un señor PJ”.
Imprimir
© Copyright 2010  |  Todos los Derechos Reservados.