Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Viernes 19 de Octubre | Hora: 2:38
Lunes 11 de Junio de 2018
Imprimir

Buscan frenar el paro: preparan un decreto para liberar fondos a las obras sociales

Es uno de los cinco puntos que reclama la CGT. Se les adeudan unos $ 4.000 millones. La propuesta se suma a la suba salarial de hasta el 5%. Los gremios insisten con “paritarias libres”.
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Si con el 5% de aumento extra para las paritarias ya cerradas el Gobierno consiguió ganar tiempo hasta mañana, ahora prepara otra propuesta para intentar desactivar o al menos seguir postergando la convocatoria a un paro general. El paquete todavía está en estudio e incluye la firma de un decreto para destrabar fondos y acelerar la cancelación de la deuda con las obras sociales sindicales, unos 4.000 millones de pesos por reintegros de tratamientos de alta complejidad. Se trata de uno de los pedidos sensibles de los gremios en términos económicos. Las exigencias de la CGT abarcan otros cuatro puntos, y sus dirigentes evaluarán si el alcance general de las respuestas posibilita el margen para enfriar la medida de fuerza.

“Estamos viendo alternativas, no todos pretenden lo mismo”, dijo a Clarín uno de los funcionarios que lleva las negociaciones con el objetivo de evitar que se confirme la huelga pocos días después de cerrarse el acuerdo con el FMI. “Por la deuda con las obras sociales hay un principio de acuerdo, con un mecanismo de redistribución de los fondos para cubrir lo que está pendiente”, contó sobre el decreto en el que trabaja en estas horas el Gobierno, que también planea avanzar con una compensación por la atención médica de los jubilados.

Macri puso en marcha la devolución de los fondos retenidos durante el kirchnerismo -llegaban a más de $ 27mil millones-, aunque luego se acumuló una deuda. En un gremio importante confirmaron las negociaciones por ese punto, aunque sostuvieron que exigirán respuestas en el resto de los ítems como condición para llegar a un acuerdo.

La propuesta formará parte de un paquete con el que los funcionarios buscarán cubrir en mayor o menor medida los cinco puntos elevados por la CGT el jueves. En cuanto a las paritarias “sin techo”, para el Gobierno en principio estará cumplido con el decreto que ya firmó Mauricio Macri: con el 5% extra la pauta subió a 20% y el resto hasta alcanzar el porcentaje de inflación podrá ser discutido en el momento de las revisiones, entre septiembre y abril, de acuerdo con el argumento de Jorge Triaca. “Tenemos un esquema de paritarias libres. La cláusula de revisión es para que las partes puedan definir cuál es la realidad de su sector”, aseguró ayer el ministro de Trabajo a radio Mitre.

Triaca a su vez confirmó que el oficialismo en el Congreso estará dispuesto a negociar por el cambio de fórmula de las indemnizaciones, el principal motivo de rechazo de los gremios a los proyectos de reforma laboral: “Si no existe consenso suficiente para un artículo, que salga la ley con el mayor de los consensos posibles y se discutirá en otro momento”. Como contó Clarín, el Gobierno decidió arrancar con las iniciativas menos controvertidas: este martes comenzará a tratarse la creación de la agencia de evaluación de tecnología médica, un pedido de los gremios.

En el resto de los puntos a priori la Casa Rosada cederá poco. A la suspensión de despidos por seis meses en los sectores público y privado los funcionarios replicarán con el armado de mesas con los empresarios como ya sucedió en los ámbitos de la construcción, energía, metalmecánica y otros. “No facilita el proceso de generación de empleo”, rechazó Triaca el formato de prohibición ya vetado por Macri en 2016. “Se ha votado la ley de exención a Ganancias, en un trabajo conjunto con la CGT”, desestimó el ministro que el aguinaldo quede afuera del impuesto.

La reunión de funcionarios con el triunvirato y la mesa chica de la central mañana coincidirá con el ultimátum de Hugo Moyano por la paritaria de Camioneros.

El Gobierno busca separar esa disputa y mantener la negociación con los “dialoguistas y racionales” que inició con el decreto del 5% extra, luego de que la devaluación y el desborde de la inflación sobre los acuerdos por el 15% acercara las posiciones y empujara la convocatoria a una medida de fuerza. “Si vienen con eso hay paro seguro”, consideró insuficiente lo que trascendió del paquete un dirigente de los más cercanos a la Casa Rosada. “No creo que haya paro, pero el Gobierno tiene que aflojar más en algunos puntos”, moderó otro referente gremial.
Imprimir
© Copyright 2010  |  Todos los Derechos Reservados.