Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Miercoles 14 de Noviembre | Hora: 3:38
Miercoles 11 de Julio de 2018
Imprimir

Lombardi fue al Congreso para explicar el conflicto en Télam

El funcionario defendió los despidos en la agencia oficial. Lo cruzaron desde la oposición.
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Durante varias horas el titular del Sistema de Medios Públicos, Hernán Lombardi, brindó explicaciones en la Cámara de Diputados por los 354 despidos en la agencia estatal de noticias Telam.

En medio de fuertes críticas de diputados kirchneristas y de la oposición, Lombardi aseguró que “es duro, no es sencillo, no es simpática la decisión de los despidos” pero la justificó en un crecimiento “sobredimensionado” de la plantilla de la agencia que pasó, dijo, de 479 empleados en 2003 a 926 en enero de 2016, cuando asumió la nueva gestión.

Lombardi concurrió acompañado por el presidente de Telam, Rodolfo Pousá, el vicepresidente, Ricardo Carpena, el gerente de Relaciones Laborales, Carlos Villoldo, y otros miembros del directorio. La reunión fue presidida por el diputado justicialista pampeano, Sergio Ziliotto, titular de la comisión de Legislación del Trabajo, y empezó con la lectura por parte de Pousá de un documento.

Pousa sostuvo que el “objetivo de producción mayorista de contenidos informativos” estaba “sesgado” y aseguró que buscan “recuperar el viejo lema 'si lo informa Telam, es verdad'”. Enumeró que invirtieron en “capacitación y tecnología” pero que “solo 341 empleados” asistieron mientras que “un grupo decidió resistir”, con “61 medidas de fuerza” en los dos últimos años. También que hubo 30% de ausentismo, con 1.800 días (acumulados) de ausencias en un mes por enfermedades. Dijo que el 90% del dinero para que funcione la agencia lo aporta el Estado, y sólo el 4% los abonados al servicio. Y que el 90% se destina a pagar salarios. “Fue una decisión drástica y dolorosa, reducir personal”, que también justificó en “recuperar el periodismo profesional”.

Aunque hubo fuertes medidas de seguridad y se permitió el acceso sólo con invitación, en la sala del anexo C de Diputados hubo un grupo de trabajadores despedidos, que levantaron carteles en contra de la medida.

En el turno de las preguntas, el radical K Leopoldo Moreau acusó al Gobierno de haber desatado “una persecución ideológica y gremial” y reprochó que no se convocó a “una mesa de diálogo” para resolver el conflicto. En respuesta, Lombardi negó la existencia de “persecución” e hizo una encendida defensa del manejo del sistema de medios públicos en su gestión, al asegurar que “se expresan todas las opiniones, vivimos en un clima de libertad increíble”, y recordó que “no era así” en la década K, en que la oposición era ignorada en los medios públicos, “que se utilizaban para eschachar opositores”. En este sentido el macrista Eduardo Amadeo blandió unas cajas que repartió Telam en los años K con imágenes de Néstor y Cristina Kirchner, asegurando que la agencia se usaba con “fines de propaganda”.

Facundo Moyano, del Frente Renovador, acusó al Gobierno de ser “cómplice” de los despidos: “No tienen humanidad y cometen una canallada”. Desde la izquierda, Nicolás del Caño sostuvo que los de Telam “son los primeros despidos del FMI”. Y Silvia Horne, del Movimiento Evita, acusó al gobierno de propiciar el “desguace” de la agencia estatal. Fue objetado también los despidos de corresponsales.

Ricardo Carpena, vicepresidente de Telam, habló a su turno de la “falta de profesionalidad” en la gestión anterior, en que La Cámpora manejó la agencia: “No había reuniones de editores . No se podía mencionar la palabra inflación, no se podía hablar del aborto, no se podía escribir de turismo internacional. Tampoco de la Ciudad que era un distrito opositor”.
Imprimir
© Copyright 2010  |  Todos los Derechos Reservados.