Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Martes 22 de Enero | Hora: 5:26
Miercoles 25 de Julio de 2018
Imprimir

Aborto legal: el escándalo de Abel Albino, dos marchas frente al Congreso y las chicas que conmovieron a todos

El doctor abrió la jornada con un polémico discurso en contra del preservativo. También hablaron la expositora más joven (16 años) y una chica con síndrome de Down. Fuertes cruces con los senadores.
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). La penúltima jornada de debate sobre la legalización del aborto estuvo envuelta en polémica dentro y fuera del Congreso. Historias de vida fuertes, cruces picantes y dos marchas marcaron una de las últimas audiencias previas a la votación, que se realizará el 8 de agosto.

Uno de los oradores que desató mayor controversia fue el doctor Abel Albino, quien además de exponer durante media hora en contra de la interrupción voluntaria del embarazo, se mostró contrario al uso de anticonceptivos, entre otros conceptos polémicos.

"Los preservativos no sirven contra el SIDA", señaló el médico de 71 años, lo que le valió un murmullo general en la sala y la reprobación de su colega Mabel Bianco, quien se retiró indignada. Resulta que minutos antes Bianco había hecho hincapié en las leyes de Educación Sexual Integral y Salud Sexual y Reproductiva.

"La vida es un derecho personalísimo, anterior a la civilización y al Estado. Si lo ponen como ley, pues será una ley inmoral. Ustedes van a tener las manos manchadas de sangre de esas criaturas por este réquiem satánico", continuó Albino, quien es fundador y presidente de la Cooperadora para la Nutrición Infantil (CONIN), encargada de capacitar a profesionales e instituciones abocadas a la lucha contra la desnutrición.

Entre los 22 médicos, abogados y referentes sociales que pasaron esta tarde por el Congreso, también sorprendió el discurso de Milagros Peñalba, una adolescente de 16 años -la expositora más joven de los debates-, que apoyó la despenalización del aborto, al tiempo que criticó al Gobierno y la Iglesia.

"No tenemos educación sexual ni tampoco se nos proveen métodos anticonceptivos, pero si nos quedamos embarazadas nos juzgan en las calles, nos echan de los colegios y se nos margina. Pero si abortamos nos llaman asesinos", denunció la joven, con el pañuelo verde atado a su muñeca.

Además, Milagros aseguró que "la verdadera rectora de la educación es la Iglesia" y tildó al Gobierno de su provincia (Salta) como "conservador", entre otras definiciones. "La Iglesia y el Estado provincial se han encargado de adoctrinarnos desde que tenemos derecho a la escolaridad. Sólo les interesa la educación sexual como modo de reproducción", apuntó.

Eso sí, sobre el final reconoció que le "hubiera encantado" hablar con el lenguaje inclusivo, pero no lo hizo por el "público presente".

Mientras tanto, frente al Congreso, hubo marchas a favor y en contra del proyecto. Cerca de 100 mujeres, vestidas como en "El Cuento de la Criada" (Handmaid's Tale), la ficción más popular de la canadiense Margaret Atwood, se movilizaron con la cabeza gacha y en silencio por la legalización.

Bajo la lluvia, la actriz y cantante Elena Roger leyó un texto de la escritora, como parte de la movida organizada por el colectivo Periodistas Argentinas, con la participación de artistas plásticas, músicas y otras personalidades de la cultura.

Con unas horas de diferencia, en el mismo lugar se expresaron en contra del proyecto que ya tiene media sanción unas 150 personas con pañuelos celestes. Lo hicieron en la esquina de Entre Ríos e Hipólito Yrigoyen, que se llenó de banderas argentinas y mensajes "a favor de las dos vidas".

Para el final de la jornada, otro testimonio conmovedor. Fue el de Leila, una joven de 24 años con síndrome de Down que se expresó a favor de la vida y de los derechos humanos.

"Mi mamá me enseñó que tengo derechos y me enseñó a esforzarme. Por eso pienso que no está bien rechazar a un bebé, porque el bebé es lo más importante, no es malo. Es parte de la vida, porque si se lo cuida va a nacer", aseguró la joven en su discurso.

"Mi madre es lo más importante que tengo porque me dio la vida, porque sin vida no hay derechos. Tenemos derechos y si estamos vivos podemos ser felices y esforzarnos por un mundo mejor. Somos todos parte de la sociedad", continuó, acompañada por Andrés Vaira Navarro, secretario de la Asociación de Síndrome de Down de la Argentina.

Su declaración no es casualidad en el debate. Muchos expositores han recalcado negativamente que algunos países nórdicos, por ejemplo Finlandia, Dinamarca y Suecia, se jactan de tener una tasa prácticamente nula de bebés con síndrome de Down a partir de la práctica de aborto en esos casos.

La última jornada de debate será el próximo martes 31 de julio, donde expondrán los últimos especialistas a favor y en contra. El miércoles 1° de agosto se firmaría el dictamen y una semana posterior se trataría en el recinto.
Imprimir
© Copyright 2010  |  Todos los Derechos Reservados.