Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Miercoles 14 de Noviembre | Hora: 23:22
Viernes 14 de Septiembre de 2018
Imprimir

En el Gobierno aseguran que ya tienen los votos para aprobar el Presupuesto 2019

Confían tener 140 votos en Diputados y 50 en el Senado, aunque las negociaciones aún están verdes. Urtubey el primer gobernador que firmó el acuerdo fiscal
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). El paper, a mano alzada, circula por los despachos de la Casa Rosada y parece una suma de un partido de truco, pero contiene el detalle de votos que confían tener los principales interlocutores del Gobierno con las provincias, para aprobar el proyecto de Presupuesto en el Congreso. El número, a priori, suena optimista: 140 votos en la Cámara de Diputados y 50 en el Senado.

Al cabo, este jueves el macrismo se aseguró el primer respaldo explícito: el gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey pasó por el despacho del ministro del Interior Rogelio Frigerio y firmó la adenda al Pacto Fiscal, que implica el compromiso de las provincias a acompañar el proyecto que establece déficit cero y un ajuste por 400 mil millones de pesos.

Además del apoyo de Salta, que habrá que ver cómo se plasma en el Congreso, en el Gobierno se entusiasman contando el respaldo de legisladores de Catamarca, Chaco, Córdoba, Entre Ríos, La Rioja, Misiones, Neuquén y San Juan. El cálculo que hacen en la Rosada no incluye el desglose preciso de los diputados y senadores que apoyarían el proyecto.

“No podemos filtrar los nombres, es un escenario preliminar. Pero creemos que podemos llegar a contar con 32 votos extra a los nuestros”, dijeron en Balcarce 50. En esa cuenta, en Diputados, también agregan a Martín Lousteau y sus espadas.

La hoja de ruta del Gobierno plantea dos escenarios. El más optimista apunta a obtener dictamen de comisión el 27 de septiembre y llevarlo al recinto la primera semana de octubre. Aunque hay quienes creen que se podría estirar una semana más “para trabajar bien el número”. En ese escenario, demasiado ambicioso a criterio incluso de algunos diputados y senadores oficialistas, el texto en el Senado podría llegar a votarse el 31 de octubre.

En el peor de los casos, el Gobierno confía en votar el proyecto el 24 de octubre en Diputados y, luego, el 15 de noviembre en la Cámara Alta. “Siempre antes de que se realice el G-20”, aseguran.

En el PJ, lejos de este escenario que plantea el Gobierno, sostienen que todavía no hay ningún acuerdo cerrado como para especular sobre una fecha de votación. Y todavía plantean objeciones respecto a puntos del Presupuesto, como el Fondo Sojero y el subsidio al Transporte, que el oficialismo ya no tiene intención de negociar.

Dentro de un clima en el que predomina la confianza, en el Gobierno indican que la negociación con el Frente Renovador de Sergio Massa está empantanada. “Sergio tiene que dar señales. Mauricio (Macri) está dispuesto a dar el primer paso y llamarlo, pero tiene que haber una certeza de que está dispuesto a ayudar en este momento y de que no lo va a destratar: es el Presidente”, razonan. El jueves pasado, Clarín contó que la expectativa de las espadas del Gobierno era que se concretara una charla entre ambos antes de este viernes, cuando el Ejecutivo gire el Presupuesto al Congreso. En despachos oficiales tomaron como una señal en sentido inverso del tigrense a la fiereza que mostró su principal espada Graciela Camaño para reclamarle al presidente de Diputados Emilio Monzó por la estrategia del oficialismo de “obstruir” el funcionamiento de la Cámara. El ala política del Gobierno, sin embargo, todavía tiene un obstáculo mayor: lucha internamente con el sector más puro del PRO que insiste en que el mandatario no debe llamar a Massa.
Imprimir
© Copyright 2010  |  Todos los Derechos Reservados.