Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Miercoles 14 de Noviembre | Hora: 22:49
Viernes 14 de Septiembre de 2018
Imprimir

Mueve el PJ anti K: preparan una cumbre entre Massa, Urtubey, Schiaretti y Pichetto

Está citada para la semana que viene. Buscan un paraguas común, una posición unificada ante el Gobierno y distancia de Cristina.
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). El peronismo no K se prepara para una señal de ordenamiento interno, un punto en el espacio político que lo ubique en una zona de crítica a Mauricio Macri pero, a la vez, de distancia -o antagonismo- con Cristina Kirchner.

La foto fue trabajada durante semanas y en las últimas horas, luego de una semana picante y con fracturas expuestas en el planeta PJ, Juan Schiaretti, Juan Manuel Urtubey, Sergio Massa y Miguel Ángel Pichetto acordaron el encuentro para los próximos días.

A la cita le faltan, todavía, algunos detalles: sería martes o miércoles de la semana próxima, en Córdoba o la Capital Federal. Esas precisiones logísticas se ajustarán con el correr de los días, pero hay acuerdo entre esos actores para mostrar lo que no pudieron mostrar hasta ahora: que comparten un mismo sistema que, así dice la letra chica aún no escrita, debería confluir en formato electoral compartido.

La confluencia entre Massa, Urtubey, Schiaretti y Pichetto termina de definir un peronismo binario porque se posiciona enfrente del espacio K que ordena Cristina y que esta semana aportó varios episodios: una cena entre intendentes bonaerense con Agustín Rossi y un almuerzo, este viernes, de Máximo Kirchner con alcaldes del PJ del conurbano.

La cumbre de los cuatro -Urtubey, Massa, Schiaretti, Pichetto- tiene, en paralelo, varias explicaciones y efectos. Veamos:

- Massa, que hace 15 días se vio con alcaldes bonaerenses, termina de mostrarse activamente en un espacio que milita una postura anti Cristina. De ese modo, parece clausurar, al menos en la primera foto, cualquier construcción hipotética que lo arrime, siguiera lateralmente, al krichnerismo.

- Urtubey revisa su táctica, que hasta ahora consistía en moverse solo y dejar para más adelante la unidad con otros actores del llamado peronismo federal, para apurar los plazos. Para el salteño tiene un efecto puntual: su condición de gobernador amigable le valía críticas del PJ y al armar scrum con esos otros peronistas, se para definitivamente como opositor y espanta cualquier fantasma de cercanía con Cambiemos.

-Schiaretti se mueve, veloz, para recuperar su posición de macho alfa entre los gobernadores, posición que se vio resentida el último mes por la aparición del grupo CFI, patrocinado por Juan Manzur, que tenso la relación entre los distintos clanes. El cordobés, como Schiaretti, también reconfirma la posición opositora a Macri y se une a sectores que jugarán, en este tramo, la tesis de la gobernabilidad respecto al presupuesto 2019.

-Pichetto, que viene de un ensayo fugaz y fallido como precandidato y ordenador del Peronismo Federal en la provincia de Buenos Aires -con aquel acto en La Plata- vuelve a pararse en el eje del PJ crítico pero anti abiertamente anti K, luego de algún coqueteo con el grupo CFI, motivado no por simpatías con esos cumbristas sino por el temor a que se rompa el bloque de senadores que él preside.

Hay, en la cita de la semana que viene, un mensaje sobre el Presupuesto porque el "club de los cuatro" expone, con matices y críticas sobre el texto, la idea de que el PJ debe darle el presupuesto a Macri.

Para el Gobierno es, también, una señal porque con la representación de esos actores, más provincialismos, ya tendría el número suficiente para la aprobación de la ley mayor.
Imprimir
© Copyright 2010  |  Todos los Derechos Reservados.