Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Lunes 22 de Octubre | Hora: 15:55
Viernes 12 de Octubre de 2018
Imprimir

Fijan un tope a la cuota de los créditos UVA y proponen cambios a la ley de alquileres

Las cuotas de los préstamos no podrán superar en 10 puntos la suba de los salarios. Buscan que los contratos de locación de vivienda se hagan a 3 años y se ajusten por inflación y sueldos.
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). En un intento por recuperar la iniciativa y con el objetivo de empezar a dejar atrás la agenda negativa tras meses de crisis económica, el Presidente anunció este viernes un paquete de medidas para reforzar el acceso a la vivienda, enfocado especialmente en la clase media, el sector en el que la imagen del Gobierno más cayó en los últimos meses, según las encuestas.

Como adelantó Clarín el domingo pasado, Mauricio Macri decidió reforzar el Plan Nacional de Vivienda, con topes a las cuotas de los créditos hipotecarios UVA, el impulso de una nueva ley de alquileres, exenciones impositivas para desarrolladores que construyan viviendas destinadas a la clase media y baja; y el relanzamiento del plan ProCreAr para la compra y construcción de la primera propiedad.

“Las dificultades que atravesamos en los últimos meses han traído incertidumbre, especialmente a quienes sacaron el crédito UVA con el sueño de tener la casa propia, y muchos empezaron a temer que se disparen las cuotas y que su crédito se convierta en impagable. Por eso hemos puesto un tope a los aumentos para darle previsibilidad, para que estén tranquilos de que la cuota no se va a disparar”, resaltó el jefe de Estado en el arranque de un acto que encabezó en la Quinta de Olivos. El mandatario, que decidió delegar los detalles técnicos del anuncio en el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; y en el secretario de Vivienda, Iván Kerr; contó que el plan surgió de una serie de mesas de trabajo en la que analizaron “herramientas” para “darle soluciones a esa clase media que da impulso al país con mucho esfuerzo”.

En cuanto a los créditos UVA se establece un tope a las cuotas mensuales, de modo tal de asegurar que no suban más del 10 por ciento la diferencia entre la inflación y el coeficiente de variación salarial, además de fijar que la relación cuota-ingreso no podrá superar el 25%. El excedente por encima de ese 10% pasará a formar parte del saldo deudor y se ampliará el plazo original del préstamo. Hasta aquí, el cliente tenía esa opción pero sólo extendiendo un 25% la cantidad de años para pagarlo.

Luego, Macri sorprendió al anunciar que el Gobierno impulsará la sanción de una nueva ley de alquileres para “darles previsibilidad” a los inquilinos y reformar una norma que rige “hace décadas”. Basado en una iniciativa que tiene media sanción en el Senado, y con modificaciones según otras presentadas, como la del diputado macrista Daniel Lipovetzky, entre otras cuestiones el proyecto establece la implementación de garantías bancarias para acceder a la vivienda, dispone que se puedan actualizar cada 6 meses el valor del alquiler, pero en base al coeficiente de variación salarial; aumenta a 3 años los plazos de los contratos y determina que la comisión de la inmobiliaria la pague solo el propietario, tal como ya sucede en la Ciudad de Buenos Aires.

“Espero que este tema avance pronto en el Congreso”, remarcó Macri. Y ahí pidió un aplauso para el diputado Eduardo Amadeo, presente en el salón, quien lució totalmente recuperado tras el paro cardíaco que sufrió en agosto.

Con Gustavo Weiss, presidente de la Cámara Argentina de la Construcción; y el jefe de la UOCRA, Gerardo Martínez, entre los invitados; Macri enumeró algunas medidas que dispuso para reactivar el sector de la construcción, como la exención de IVA (vía devolución de crédito fiscal) para desarrolladores de proyectos de viviendas de hasta 140.000 UVAs ($ 3,9 millones de pesos). Apuntan a unas 60 mil viviendas en 4 años.

Otro de los ejes será la licitación de tierras públicas, de la Agencia de Administración de Bienes del Estado, para la construcción de viviendas; y el uso de fondos del FONAVI como garantía para el otorgamiento de más créditos a las pymes constructoras. A eso se sumarán seguros de caución para que puedan acceder al financiamiento. “Vimos punto por punto qué necesitaban para construir más, y cómo podíamos ayudarlos”, resaltó Macri. “De esta manera -agregó- impulsamos también al sector, que como les decía da trabajo a casi un millón y medio de personas que funcionan alrededor de la construcción”.

Por último, el Gobierno decidió desempolvar el plan ProCreAR y hará un nuevo llamado para Casa Propia y Construcción. Por ese motivo, en el acto estuvo presente el titular de la ANSeS Emilio Basavilbaso: es que se utilizarán unos 10 mil millones de pesos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad.

La novedad es que el subsidio no va a ser más de capital, sino que va a estar en la tasa de interés y en el terreno para la construcción. Esto, entienden en el Gobierno, contribuirá a bajar la tasa de interés y, en consecuencia, facilitará el acceso al crédito por parte de las familias. No obstante, el requisito de ahorro previo para este préstamo subirá al 20 por ciento.

Por otro lado, también se actualizarán los montos máximos para subsidio y crédito del ProCreAr Ahorro Joven, destinado a personas menores de 35 años. Aunque Iván Kerr, presidente del plan, todavía trabaja en los detalles del nuevo formato.

Por último, se relanzarán los créditos ANSES para mejoramiento, ampliación y refacción del hogar. El programa proyecta otorgar medio millón de créditos, de hasta 80 mil pesos para jubilados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijos y planes, con descuentos de hasta el 20% en corralones. En este marco de anuncios, Macri no dejó pasar la oportunidad y aludió a la gestión kirchnerista. “Durante décadas vimos cómo el Estado construyó poco, muchas veces mal, tiñendo las obras de corrupción y clientelismo. Por eso, ratifico la importancia del rol del Estado, facilitando el encuentro entre las constructoras responsables y las familias”.

Repercusiones

Alejandro Bennazar (Presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina:
“Vemos de manera auspiciosa y como elemento reactivador la posibilidad de que un comprador en pozo de una vivienda pueda adquirirlo, accediendo a un crédito de características hipotecarias mediante la posibilidad que el Boleto de Compra pueda ser anotado en el dominio en el Registro de la Propiedad pudiendo hacerse desde un Gestor Documental Electrónico de Documentos".

Gervasio Muñoz (Asociación de inquilinos): “Estamos muy conformes con los anuncios; hace tres años que peleamos para que se sancione esta ley. Es fundamental que el Congreso vote esto para regular al mercado y el precio de los alquileres, que está ahogando a los inquilinos, antes de diciembre. La urgencia responde a que a fin de año la iniciativa pierde estado parlamentario".
Imprimir
© Copyright 2010  |  Todos los Derechos Reservados.