Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Martes 13 de Noviembre | Hora: 15:23
Sábado 10 de Noviembre de 2018
Imprimir

100 días Cuadernos de las coimas, hay 47 procesados, 20 arrepentidos y 17 detenidos

La causa ya tiene 47 procesados, entre los que se destacan la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, muchos de sus funcionarios y empresarios como Ángelo Calcaterra -primo del presidente Mauricio Macri.
Pasaron 100 días de los masivos allanamientos y detenciones de la causa judicial por los cuadernos de las coimas, escritos por Oscar Centeno, chofer del ex número dos del Ministerio de Planificación, Roberto Baratta. Fue el 1° de agosto, a las 5 de la madrugada, cuando comenzaron las detenciones ordenadas por el juez federal Claudio Bonadio, que ese día detuvo a 12 ex funcionarios kirchneristas y empresarios contratistas del Estado, que pagaban coimas millonarias para que Néstor y Cristina Kirchner les dieran obras públicas. El día anterior, el juez Bonadio había detenido al chofer Centeno. Y todo se desencadenó de modo frenético ese 1° de agosto.

Ahora se cumplen 100 días de esos primeros allanamientos y detenciones. “Fue un trabajo inédito y exitoso de colaboración con la Justicia, que produjo cambios en la consecución lógica de los hechos”, aseguró el periodista Diego Cabot, del diario La Nación, en una de las numerosas conferencias que dictó desde entonces. Es que la causa judicial se inició con su denuncia, luego de varios meses de investigación, a partir de conseguir los “cuadernos” de Centeno y chequear la veracidad de la información que figuraba ahí.

La causa ya tiene 47 procesados, entre los que se destacan la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, muchos de sus funcionarios y empresarios como Ángelo Calcaterra -primo del presidente Mauricio Macri-. A todos ellos el juez Bonadio les trabó embargos millonarios, alcanzando los $ 4.000 millones para la ex Presidenta, a quien acusa de ser la jefa de una asociación ilícitaque desde el Estado recaudaba fondos ilegales. De hecho, ella no está presa sólo porque tiene fueros como senadora nacional.

Más de 20 empresarios, políticos y hasta el chofer Centeno declararon como “arrepentidos” ante la Justicia y contaron cómo funcionaba el circuito de la corrupción kirchnerista en la obra pública. Muchos de los implicados pactaron con la Justicia la entrega de información sensible, a cambio de mantener su libertad y mejoras en su situación procesal. El chofer Centeno, el ex secretario José López (detenido por otra causa), Claudio Uberti, así como los empresarios Calcaterra y Carlos Wagner, entre otros, fueron excarcelados, luego de convertirse en imputados colaboradores, según los acuerdos a los que llegaron con los fiscales Carlos Stornelli y Carlos Rívolo, homologados por el juez Bonadio.

Y hay 16 detenidos, entre los que se destacan Baratta y otros ex funcionarios kirchneristas, como el ex secretario de Julio De Vido y ex funcionario de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), José María Olazagasti; Hernán Gómez, también secretario de De Vido; Rafael Llorens y Nelson Lazarte, ex funcionarios del disuelto Ministerio de Planificación; Fabián García Ramón, ex director de promoción de Energías Renovables; y Walter Fagyas, quien estaba a cargo de la empresa estatal Enarsa.

Entre los empresarios, están detenidos Gerardo Ferreyra, de Electroingeniería; Juan Carlos Lascurain, ex titular de la Unión Industrial Argentina (UIA); Raúl Vertúa, de Servicios Vertua SA; Néstor Otero, de Trenes de Buenos Aires; y Carlos Mundin, de la firma BTU.

También fue detenida, pero hace pocos días, Carolina Pochetti, viuda de Daniel Muñoz, ex secretario privado de Nestor Kirchner. Y dos personas acusadas de trabajar para ella en el lavado de más de US$ 70 millones: Carlos Gellez y Perla Puente Resendez.

La Cámpora, en la mira​

De los cuadernos de Centeno surgió otra investigación, contra varios dirigentes de La Cámpora, por la financiación ilegal de las campañas electorales del Frente para la Victoria. Pero esa causa se independizó de la que lleva adelante Bonadio y la lleva adelante otro juez federal.

“El 8 de enero me reuní con Jorge Bacigalupo, quien me dio los cuadernos de Centeno y me dijo ‘llevátelos, hacé lo que tengas que hacer y después me los traés’. Así empezó la causa de los cuadernos de las coimas”, contó Diego Cabot. Y explicó por qué decidió entregarle toda esa información a la Justicia. “Nos pareció que el relato de los cuadernos, en primera persona escondía una gran debilidad y era que ellos solamente tenían que comprar el silencio del que los escribió o pegarle un tiro“, dijo el periodista de La Nación. Y agregó: “Fue una “negociación difícil” con la Justicia. “Pero nosotros chequeamos gran cantidad de datos, durante varios meses y certificamos la veracidad de lo que figuraba ahí”.

Esa investigación periodística fue el inicio de la causa judicial, que ahora cumple 100 días desde que comenzaron las masivas detenciones contra ex funcionarios y empresarios corruptos.

Fuente: Clarín.
Imprimir
© Copyright 2010  |  Todos los Derechos Reservados.