24 febrero, 2021

Un grupo talibán se adjudicó el fallido atentado en Nueva York

La declaración indicó que el frustrado asalto, que obligó al cierre de Times Square, buscaba vengar la muerte de dos islámicos y "mártires musulmanes".
"Los talibanes pakistaníes anunciaron su responsabilidad por el ataque de Nueva York en venganza por los mártires musulmanes y líderes al-Baghdadi y al-Mahajer", señaló la página en internet usada frecuentemente por radicales islámicos.
El mensaje, cuya autenticidad no ha podido ser comprobada, apareció en una página web frecuentada por grupos islamistas de Irak y hace referencia a Abu Ayub al Masri y Abu Omar al Bagdadi, muertos el pasado 19 de abril en una operación antiterrorista en el país árabe.
Pánico por el atentado fallido
"Si hubiera llegado a explotar podría haber causado numerosas víctimas", aseguraba hoy el alcalde de Nueva York, Michael R. Bloomberg.
"Hemos evitado una posible matanza", añadió. El New York Times cita a Kevin B. Barry, antiguo responsable de la unidad de artificieros de Nueva York, para explicar que de haber funcionado el dispositivo más que una explosión habría provocado un incendio.
Todo empezó a las 18:28 (21:28 en Argentina), cuando un vendedor callejero divisó un vehículo, estacionado junto a la Séptima Avenida, del que salía humo. Tras dar la alarma un agente comprobó que la matrícula era falsa (pertenecía a un coche robado hace dos semanas en Connecticut).
En el asiento de atrás, asomaba un paquete. Acto seguido se procedió a despejar la plaza. Un robot, guiado por control remoto, rompió las ventanas e inspeccionó el coche. Una dotación de bomberos acudió para sofocar las llamas. Creen los artificieros que cuando el vendedor acudió a los agentes ya se había iniciado la detonación del dispositivo. Afortunadamente, falló.
Times Square ejerce como sístole turística de Manhattan repleta de cines, cafeterías, discotecas, puestos ambulantes de comida, salas de conciertos, teatros y comercios. Durante la noche del sábado se cuentan por miles las personas que la frecuentan.
Se informó que el legítimo propietario del coche fue interrogado por agentes del FBI y descartado como sospechoso.

Deja un comentario