27 febrero, 2021

Una jueza denunció "aprietes" del grupo de Hebe de Bonafini

La jueza laboral del Chaco María del Rosario Barreto reconoció que sufrió "aprietes" por parte del grupo de Hebe de Bonafini, en el marco de la causa que llevaba adelante por los fondos de un plan oficial de viviendas en esa provincia y el despido de 150 trabajadores.
Según reconoció la magistrada en diálogo con Cadena 3 de Córdoba, un grupo de personas allegadas a de Bonafini fue a presionarla para eliminar la causa que se había abierto por los despidos. Barreto relató que gente vinculada a de Bonafini fue hasta su despacho y exigió se les exhiban las actuaciones reservadas, pero ella les explicó que no podía hacerlo.
Días más tarde, cuando la jueza se encontraba de franco, volvieron a la oficina con un escribano, "apuraron" a sus secretarias, labraron actas y presentaron un escrito recusatorio, por lo que Barreto decidió renunciar. "Fue bastante terrorífico lo que hicieron", indicó.
Sin embargo, esta no fue la única intimidación que padeció la magistrada. Hace menos de un mes, sufrió la rotura de la luneta de su auto, una semana después de haber trabado un embargo millonario contra la Fundación Madres de Plaza de Mayo, luego de una medida cautelar que interpuso el grupo de trabajadores despedidos del programa de viviendas Sueños Compartidos, que no había cobrado el subsidio de desempleo.

Deja un comentario