17 enero, 2021

Los contactos Kirchner – De Narváez

Néstor Kirchner trabaja para convertir a Francisco de Narváez en su aliado principal. Los dos candidatos que se enfrentaron en la provincia de Buenos Aires en el 2009 ahora coinciden en la necesidad de urnas en el 2011. Kirchner pretende que los pejotistas que cuestionan su conducción participen de las internas abiertas. De Narváez apuesta a continuar con la captura de votos en los sectores bajos que, intuye, deriva de su presencia mediática y su filiación justicialista. El santacruceño y el colombiano quieren triunfar y llegar al próximo turno electoral con la camiseta del PJ.
El sábado 1º de mayo en Paraná, Kirchner dio indicios de que apunta a un acuerdo. En la reunión a puertas cerradas del Consejo del Partido Justicialista, que se hizo en la capital entrerriana, el santacruceño se dedicó a seducir a sus pares peronistas: remarcó que el PJ debe abrirse y facilitar la participación de todas las facciones, y dijo que está decidido a brindarle al peronismo disidente “las mismas garantías que en una elección general”. El ex presidente promete que los sectores no kirchneristas integrarán la junta electoral partidaria. “Les puedo dar incluso la mayoría y la Justicia electoral será la que fiscalice los comicios. No podemos dar lugar a ningún tipo de sospecha”, aseguró.
Funcionarios y dirigentes que participaron de la reunión confiaron que las tratativas con el colombiano son las más avanzadas. Mientras Reutemann duda y Duhalde ofrece señales contradictorias, el empresario que derrotó al Gobierno repitiendo la consigna “alica alicate” se muestra decidido. Cerca del ex presidente, se imaginan una interna como la que en 1988 dirimieron Carlos Menem y Antonio Cafiero. Contactos sobran.
Peronistas somos todos. La vía principal entre el oficialismo y el ex dueño de Casa Tía es el polifuncional Julio De Vido. El ministro de Planificación actúa como si las denuncias por los presuntos sobornos en las transacciones con Venezuela no existieran. Dialoga en forma personal con De Narváez, tiene una vieja relación con José “Pepe” Scioli –hermano de Daniel y recién llegado a las filas del “Colorado”– y conoce también al asesor y diputado nacional de Unión Celeste y Blanca, Gustavo Ferrari.
Lea más en la Edición Impresa de la revista Noticias

Deja un comentario