2 marzo, 2021

El PRO pide el juicio político de Oyarbide

El mismo día que trasciende que un ex miembro de la Side habría sido quien alertó a Sergio Burstein -familiar de las Víctimas del Atentado a la AMIA- sobre las escuchas ilegales, el bloque de diputados nacionales del PRO inicia el pedido de juicio político contra el juez federal Norberto Oyarbide por presunto mal desempeño de sus funciones y "prevaricato" en la causa en la que está involucrado el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri.
Encabezados por Federico Pinedo, jefe de la bancada macrista en la cámara baja, los legisladores brindan una conferencia de prensa en el Salón "José Luis Cabezas" del Palacio Legislativo. "Volvemos a pedir un juicio al Dr. Oyarbide por la forma parcial en que ha desarrollado esta pseudoinvestigación", anunció el diputado.
Consideran que Oyarbide no posee argumentos para mantener bajo procesamiento al titular del Ejecutivo porteño.
"Se está confirmando la peor sospecha: que un grupo de personas puede armar una causa con datos falsos para perseguir a un dirigente politico, a un jefe de gobierno de una de las jurisdicciones más importantes", señaló Pinedo. "Lo peor es que se han utilizado elementos del Estado para realizar esta operación politica", sostuvo.
El PRO destacó que Oyarbide no pudo identificar ni ubicar al supuesto ex agente de la SIDE que alertó a Burstein, pero que los periodistas sí lo hicieron. "Si lo citan a declarar a ese hombre, la causa se aclara porque tiene información sobre las escuchas ilegales, porque alertó a Burstein", argumentó Pinedo.
Ahora será el Consejo de la Magistratura el que aceptará o no el pedido de jury. Se especula que los miembros del organismo que son afines al kirchnerismo emprendan una férrea defensa del juez federal. En este sentido, Pinedo dijo: "Es evidente que el kirchnerismo tiene poder de veto y por eso estamos tratando de cambiar la ley del Consejo de la Magistratura para liberar a los jueces de la injerencia de la política".
El nuevo enfoque del PRO desde la vía parlamentaria fue precedido por cuestionamientos públicos que el mismo Macri realizó sobre el accionar del juez. El jefe de gobierno de la Ciudad lo acusó de ser un alfil del kirchnerismo para perjudicarlo y que la decisión de sólo sobreseer al ministro de Seguridad, Guillermo Montenegro, ratifica una cruzada política en su contra, digitada -según Macri- por el propio ex presidente, Néstor Kirchner.
"El sobreseimiento de Montenegro es clave, porque Montenegro lo investigó como fiscal por escuchas ilegales y la ley impide que Oyarbide ahora la investigue a Macri por el mismo delito. Montenegro fue procesado con las misma caratula que Macri, pero Macri sigue procesado", dijo Pinedo, y remató: " Lo que busca Oyarbide es quedarse con la causa

Deja un comentario