28 febrero, 2021

Las discutidas mediciones del INDEC dieron una inflación de mayo de 0,7%

Con este resultado en los primeros cinco meses se registró una suba de precios de 5,1 por ciento.
Las cifras oficiales volvieron a ser notablemente inferiores a las difundidas por consultoras y centros de estudios.
En ese sentido, el 0,7 por ciento del INDEC contrasta con el 1,1 por ciento de Bein y Asociados, el 1,2 por ciento de Orlando Ferreres, el 1,3 por ciento de Finsoport, el 1,6 por ciento de Ecolatina y el 1,8 por ciento de Economía & Regiones.
Los trabajadores de ATE INDEC realizaron hoy un nuevo abrazo de protesta al edificio en repudio a lo que consideran "la manipulación" de los índices oficiales.
El incremento del costo de vida respecto a mayo de 2009 fue de 10,7 por ciento, el más alto desde agosto de 2006 cuando había sido de similar magnitud.
Entre los alimentos la suba más importante fue azúcar, miel, y dulces con un incremento de 3 por ciento. En aceite y grasas el avance fue de 2,5 por ciento y en verduras de 1,8 por ciento. En bebidas e infusiones la suba detectada por el INDEC fue de 1,1 por ciento, mientras que en productos lácteos fue de 0,9 por ciento y en panificados de 0,5 por ciento.
Para el organismo estadístico la carne bajó 0,6 por ciento durante mayo y fue el único alimento cuyo precio descendió.
La otra suba importante (3,4 por ciento) se produjo en educación, arrastrada por un aumentos de 3,1 por ciento en las cuotas y de 4,2 por ciento en textos y útiles.
En vivienda y servicio básicos el aumento promedio fue de 0,6 por ciento, por un nuevo ajuste en los alquileres. Si se compara con mayo del año pasado, para el INDEC los nuevos alquileres sólo se pactaron con alzas de 5,6 por ciento.
En atención médica y gastos para la salud la suba de precios registrada por el organismo fue de 0,5 por ciento.
Los más postergados. Por otro lado, el organismo reconoció hoy una inflación anual de entre el 15 y 20 por ciento para los sectores de la sociedad que están en la pobreza e indigencia, según se desprende de los datos oficiales.
La Canasta Básica Alimentaria (CBA), con la que se mide la indigencia, alcanzó un valor de 532,21 pesos para una familia constituida por un matrimonio y dos hijos, lo que implica un alza de 20 por ciento respecto a mayo del año pasado.
En tanto, la Canasta Básica Tota (CBT), con la que se mide la pobreza, se ubicó en 1.153,7 pesos, un 15 por ciento más que un año atrás.
Fuente: DyN.

Deja un comentario