3 marzo, 2021

Ahora De Narváez dice que no quiso "ofender a Macri"

Las declaraciones de hoy del diputado Francisco De Narváez, calificando a Mauricio Macri de "bipolar" y atacándolo con franco perfil opositor, prometen traer cola. El efecto de las palabras fue tal que, esta noche, el empresario colombiano salió a relativizar, en cierta medida, el cariz de sus afirmaciones. "No ha sido mi intención ofender a Mauricio Macri. Sí, ante el esfuerzo que todos estamos haciendo de construir en un espacio común de ideas y proyecto, dar definiciones claras respecto a su afinidad o no con el peronismo federal", expresó De Narváez esta noche por medio de sus allegados.
El diputado nacional también había señalado a Macri por ser "derechoso", e incluso lo cuestionó por querer "usar" al peronismo con fines electorales. Eso mereció que los principales dirigentes del PRO salieran a cuestionarlo. El jefe de gabinete de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, afirmó que "con declaraciones como esas es difícil considerar a De Narváez un aliado" del macrismo, y consideró que esas expresiones "solamente le convienen al gobierno nacional".
"Hace un año festejamos con De Narváez el triunfo en las elecciones legislativas y ahora hace estas declaraciones. Eso es bipolaridad", comentó Rodríguez Larreta en declaraciones a radio 10.
Por su parte, el diputado nacional Federico Pinedo, presidente del bloque del PRO en la Cámara, recomendó a De Narváez "aprender" de la máxima del fallecido ex presidente Juan Domingo Perón. "Francisco debería aprender del General, que primero está la patria, luego el movimiento y después los hombres", dijo Pinedo. El diputado comentó que "la unidad opositora" que propone construir el macrismo "trasciende a las personas y los partidos".
Pinedo destacó que el resultado de los comicios legislativos de 2009 dejó "en evidencia que la unión del PRO con el peronismo no kirchnerista genera una alternativa muy fuerte y difícil de vencer". Por su parte, el secretario general del gobierno porteño, Marcos Peña, afirmó que "en la política no hay que dejarse llevar por los egos, las vanidades y los malos consejeros".
"No entendemos las declaraciones de De Narváez. Son un disparate y una falta de respeto al PRO, a sus votantes y a Mauricio Macri, quien lo hizo ganar las elecciones en 2009", opinó Peña

Deja un comentario