1 marzo, 2021

Avanzó en el Congreso la derogacion de los superpoderes de Cristina

POR RICARDO MANGANO
CIUDAD DE BUENOS AIRES (URGENTE 24)- La Cámara de Diputados de la Nación aprobó este miércoles 23/06 en sesión de tablas, el proyecto de la oposición por el cual se eliminan los denominados “superpoderes” del Jefe de Gabinete de Ministros para reasignar partidas presupuestarias mediante la modificación del artículo 37 de la Ley de Administración Financiera. De convertirse en ley –falta el tratamiento en el Senado- se consumaría el primer golpe serio de la oposición surgida el 28 de junio contra el Gobierno nacional.
La UCR, Coalición Cívica, el Peronismo Federal, el GEN y el PRO, avanzaron en la derogación de las atribuciones del jefe de Gabinete, facultades delegadas por el Legislativo en 2001, a pedido de Domingo Cavallo, por entonces ministro de Economía de la Alianza.
La mayoría de los legisladores del Grupo A opositor votaron regresar a la redacción original del artículo 37 de la Ley de Administración Financiera y de los Sistemas de Control del Sector Público Nacional, aprobada el 30 de septiembre del año 1992, y promulgada el 26 de octubre del mismo año.
Asi "quedarán reservadas al Congreso Nacional las decisiones que afecten el monto total del presupuesto y el monto del endeudamiento previsto, así como los cambios que impliquen incrementar los gastos corrientes en detrimento de los gastos de capital o de las aplicaciones financieras, y los que impliquen un cambio en la distribución de las finalidades y un incremento de las partidas referidas a los gastos y de inteligencia. La reglamentación establecerá los alcances y mecanismos para efectuar las modificaciones a la ley de presupuesto general que resulten necesarios durante su ejecución.
Será facultad exclusiva del Congreso de la Nación la asignación del destino de los excedentes de recaudación no previstos en la estimación de recursos tenida en cuenta al momento de la sanción del presupuesto anual de recursos y gastos de la Administración".
Inexplicablemente, los legisladores renunciaron a atribuciones propias, como si ellos fuesen incapaces de cumplir con su mandato constitucional: representar a los ciudadanos en la gestión del Estado, y como si solamente pudiera hacerlo el Ejecutivo Nacional, acumulación de poder en la Casa Rosada por el que no se recibió beneficio alguno.
Durante el gobierno del ex presidente Néstor Kirchner, la ambición de poder por el poder mismo, llevó al santacruceño a propiciar que -de manera permanente- se concediera a la Jefatura del Gabinete de Ministros la facultad de redistribuir las partidas discrecionalmente. Y un conjunto de legisladores mancebos del Ejecutivo estuvo dispuesto a votarlo.
La necesidad de la oposición de mostrar la concreción de una de las promesas de campaña la reflejó Adrián Pérez (Coalición Cívica) quien anunció el acuerdo al que arribaron con el diputado de la centroizquierda Claudio Lozano, que había presentado un proyecto por su bloque que había logrado también dictamen de minoría. La finalidad del dictamen consensuado busca que “el excedente presupuestario sea administrado por el Congreso” y que los “excedentes de la Anses y el Banco Central sean autorizados por el Parlamento”.
“Es el parlamento el que debe asignar los recursos”, afirmó Pérez y aseguró que hoy el Jefe de Gabinete puede reasignar “toda la asignación presupuestaria que hace el Congreso de la Nación”.
Y acusó al Gobierno nacional de hacer una utilización “abusiva” de distintas herramientas “como la Ley de Administración Financiera y las delegaciones particulares como las dirigidas a Aerolíneas Argentinas y el Fútbol para Todos como quiera (el Gobierno)”.
Claudio Lozano (Movimiento por Buenos Aires en Proyecto Sur) fundamentó también el texto final consensuado que incluye “que exista la razonable flexibilidad para la reasignación”.
A su vez recordó que las modificaciones presupuestas en la era de los Kirchner (2003-2009) “no pasaron por el debate parlamentario” y ascienden a los “148.946 millones de pesos de los cuales 34.000 millones se modificaron por vía del artículo 37, que es lo que el oficialismo al proponer el 5 por ciento plante reasignar”, mientras que el “7 por ciento fue por ley”.
“El eje de las modificaciones presupuestarias fue por DNU” y adelantó el apoyo de su sector al dictamen del denominado Grupo A, conforme con las modificaciones aceptadas.
La titular del GEN, Margarita Stolbizer aseguró que “los superpoderes son un avance del presidencialismo y de la discrecionalidad sobre la democracia representativa, que excluye a la sociedad y al Congreso de la toma de decisiones sobre el Presupuesto y los destinos de la Nación”. Antes los superpoderes venían como parte de las leyes de Presupuesto cada año, hasta que la reforma al artículo 37 de la ley 26124 le dio carácter permanente. “Eso rompió reglas y principios del funcionamiento institucional y el estado de derecho”, agregó.
Para la diputada Stolbizer: “Dejar sin efecto los superpoderes es imprescindible para demostrar con madurez que hemos salido de las crisis y estamos dispuestos a recomponer el funcionamiento de nuestras instituciones democráticas.
Gustavo Marconato (Frente para la Victoria- Santa Fe) pidió la “posibilidad de realizar reasignaciones presupuestarias en el porcentaje propuesto del cinco no altera la voluntad de este Congreso en la aprobación en la materia presupuestaria. Y permite utilizar los recursos sin ejecución en alguna otra finalidad”.
“Los cambios que se efectúen no eximen al Poder Ejecutivo del deber de rendición de cuentas. Y no alteran en absoluto la potestad referida al control del Congreso a través de la aprobación o rechazo de sus cuentas de inversión”.
Enfatizó que la posibilidad de administrar el 5 por ciento del total de los recursos, “no implica alterar el 95 por ciento de los fondos presupuestados, logrando el objetivo del plan de gobierno y compromete aún más los programas presupuestados”.
Agustín Rossi (Frente para la Victoria) “nos parecía razonable” y “buscábamos las mismas herramientas que tienen los estados provinciales”.
Dijo que debían -a raíz de las críticas opositoras- “acotar esa facultad de administración que nos parecía absolutamente razonable.”
“No hay un tratamiento justo desde la oposición” porque el “límite del 5 por ciento es absolutamente razonable”.
Cuando la presidenta presentó este proyecto “pensé que nos íbamos a encontrar con el acompañamiento de la oposición”, “volver al artículo 37 de la Ley de Administración Financiera es involucionar”, porque “la facultad fue utilizada con prudencia y orientada hacia el gasto social y quietarle esa facultad es un error y es equivocar el camino”.
“Han reconocido todos que no reasignamos más del 5 por ciento”, intentó consolarse Rossi frente a la votación adversa y prometió que “la Argentina va a creer y a generar empleo para todos los argentinos
Este miércoles 23/06 y despúes de 9 años los diputados decidieron eliminar toda posibilidad de que se produzca un vaciamiento de aquellas facultades que son propias del Poder Legislativo, y que oportunamente fueron trasladadas al Ejecutivo. Ahora será el turno del Senado.
Colaboración Martín Rodríguez Rocha

Deja un comentario