27 enero, 2021

Sadous acusó a kirchner, De Vido y Uberti por los sobornos en Venezuela

El ex jefe de la embajada en Venezuela, Eduardo Sadous, se presentó ante la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto y durante cuatro horas y media respondió las preguntas de los diputados -en su mayoría opositores- sobre su denuncia acerca del fideicomiso que cobraba retornos a empresarios argentinos para que pudieran vender maquinaria agrícola a Venezuela y que ahora investiga la Justicia.
Si bien se trató de una reunión secreta y los legisladores se esforzaron para que no se filtrara la información, urgente 24 pudo saber a traves de una alta fuente parlñamentaria que Sadous declaró ante lo diputados lo mismo que le dijo al juez Julián Ercolini: que empresarios argentinos que intentaban conseguir que sus productos se enviaran a Venezuela debido al acuerdo firmado entre Néstor Kirchner y Hugo Chávez para crear un fideicomiso, le dijeron que debían pagar retornos, que en algunos casos llegó a ser del 25 %. El 15 era para negociar con Venezuela y el 10 restante para quien llevaba adelante la negociaciòn, el ex director del Organo de Control de Concesiones Viales (OCCOVi), Claudio Uberti.
Fue la diputada Patricia Bullrich ( Coalición Cívica- Ciudad de Buenos Aires), la que le consultó sobre un listado de nombres de empresas que podrían haber participado del fidecomiso con posibles pedido de coimas. Ante esto Sadous se negó a dar nombres y solo se ajustó a decir que los nombres mencionados por " la piba", son los de empresas que conforman el listado de exportadores a Venezuela.
El único nombre que se escuchó de la boca de Sadous, fue el del empresario ganadero Eduardo Cavanagh (que ya figura en su denuncia ante la justicia), quien negó negó publicamente conocer a Sadous y que le hayan pedido coimas para realizar transacciones comerciales. "Cavanagh con g y h final" dijo Sadous quien agregó "porque despues dicen que no me conocen".
Otros de los puntos centrales fue cuando Sadous dijo que el fideicomiso
era perverso en el sentido de que el órgano de aplicación era el Ministerio de Planificación Federal. El que autorizaba la imputación de los fondos para comprar los bienes y servicios a la Argentina era el ministro Julio De vido. Los empresarios no iban a Cancillería porque desde ahí no se podía hacer nada. Iban al Ministerio de Planificación porque ahí se manejaba el fideicomiso.
Pero el momento más tenso de la reunión secreta de de la comisión de Relaciones Exteriores, fue cuando el ultrakirchnerista, Carlos Kunkel lo trató sutilmente de ser de "anfitrión de grupos golpistas” en Venezuela.
Ante esa acusación Sadous afirmó que "la única vez que la oposición venezolana fue recibida en la Embajada argentina en Caracas fue cuando vino el presidente (Néstor) Kirchner en la Cumbre del G-15 y fue el Gobierno argentino el que me pidió a mí que convocara a los líderes de la oposición en la residencia para tener una reunión con él (Kirchner) y hablar del proceso venezolano.
Es importante aclarar que Eduardo Sadous fue destinado a Caracas varios meses después de ocurrida la citada asonada en abril del 2002 y su relación con el gobierno de Venezuela fue muy buena. Tan buena fue que, insólitamente y contra los usos de estilo, el embajador fue condecorado por Hugo Chávez cuando el entonces presidente Néstor Kirchner decidió removerlo de apuro.
Pero Kunkel no se quedó callado y contratacó preguntando si en su residencia de embajador había habido algún escándalo con mujeres adolescentes insinuando que en la embajada argentina en Venezuela se organizaban fiestas sexuales. Sadosu negó absolutamente todo pero mostró su cara de digusto ante la bajeza de la pregunta del diputado oficialista.
Cuando tambien desde el kirchnerismo se lo acusó de encubridor por no haber denunciado ante en las justicia los hechos de supuesta corrupción relatados, Edaurdo Sadous, dijo que el "nunca denunció nada, sino que solo fue citado para dar explicaciones en el expediente en el que se investiga una asociación ilícita", que, para la Coalición Cívica, encabeza Néstor Kirchner.
Por ahora los Diputados del Grupo A opositor decidieron avanzar en la creación de una Comisión Investigadora y citar en un tiempo perentorio al ex defensor del pueblo Eduardo Mondino.
El ex defensor del Pueblo, Eduardo Mondino, afirmó que cuando estaba el frente de la Defensoría recibió "denuncias sobre la venta de maquinaria agrícola" a Venezuela, y remarcó que para exportar a ese país "había que depositar a una intermediaria en Miami una comisión de 15%".
"A este caso le hace falta un arrepentido.” Esta fue la frase con la que el ex defensor del Pueblo de la Nación Eduardo Mondino graficó para referirse a la causa. El arrepentido es Sadous y el kirchnerismo está en problemas.

Deja un comentario