6 marzo, 2021

Busca estatizar el Gobierno un fondo de más de $ 4200 millones de los bancos

Es posible que los bancos locales terminen aportando los US$ 1000 millones que el Gobierno buscó obtener sin éxito de los mercados voluntarios de crédito luego del canje de deuda en default. Una de las claves del proyecto de ley de Servicios Financieros promovido por diputados alineados al kirchnerismo prevé la estatización de una caja de por lo menos $ 4200 millones que hoy pertenecen a entidades bancarias.
Aunque los números pueden parecer exiguos para el caudal de dinero que maneja el oficialismo, la letra de la ley esconde además otra polémica que podría hacer más atractiva la iniciativa para el Ejecutivo. El proyecto hace obligatorios los aportes hasta hoy opcionales. Es decir, todas las entidades financieras deberán aportar a ese fondo.
El artículo 90 inciso H de la propuesta de Carlos Heller, apoyada el viernes pasado por el ex presidente Néstor Kirchner en un almuerzo con empresarios en Neuquén, le devuelve al Banco Central (BCRA) que dirige la kirchnerista Mercedes Marcó del Pont el poder de "establecer, administrar y disponer" de los aportes que realicen las entidades financieras al Sistema Estatal de Seguro de Garantía de los Depósitos. Hasta el 31 de abril, ese fondo, administrado desde 1995 por una sociedad anónima, tenía 4250 millones de pesos.
Actualmente el proyecto de ley de servicios financieros para el desarrollo económico y Social -que también lleva las firmas de Martín Sabbatella, Jorge Rivas, Vilma Ibarra y Ariel Basteiro- fue girado en a las comisiones de Finanzas, y Presupuesto y Hacienda para su evaluación.
"Es una manera de robarse 1000 millones de dólares", señaló a lanacion.com el jefe del bloque de diputados de Pro, Federico Pinedo. "Implica la necesidad de que el BCRA emita dinero cuando quiebra un banco. Es una barbaridad", indicó. Desde esa fuerza política preparan otra propuesta que estará lista en una o dos semanas.
"Acá hay una cuestión de fondo que es la nueva relación que el BCRA tiene como actor encargado de financiar al Tesoro Nacional", aseguró a lanacion.com el ex diputado duhaldista Jorge Sarghini. "No se puede obviar que el Gobierno avanzó con distintos mecanismos para utilizar el Central como instrumento de financiamiento", completó y mencionó como ejemplo el uso por adelantado de sus utilidades.
Para el economista, que se mostró de acuerdo en una ley que regule y mejore la actual, y que no se opone a un sistema estatal, hay, sin embargo, otro punto conflictivo en la propuesta. "No puede pasar desapercibido que se está haciendo una expropiación de fondos; es decir, que la propiedad de ese dinero está cambiando de manos", indicó.
"Es un argumento berreta. Con esas cuestiones políticas tratan de invalidar cualquier cambio", señaló Heller a lanacion.com. "No hay nada que indique que ese fondo de garantía de los depósitos tenga otro destino del que tiene actualmente", sostuvo, aunque aclaró que es posible que se invierta en "papeles argentinos".
En tanto, el presidente de la comisión de Finanzas de la Cámara baja, Alfonso Prat-Gay (Coalición Cívica), prefirió no dar una opinión para mantenerse como "árbitro neutral" en esa discusión.
El fondo, en la historia. Desde mediados de los 90, la ley 24.485 estableció que Seguro de Depósitos S.A. (Sedesa) se convirtiera en el fiduciario del Fondo de Garantía de los Depósitos. Este se alimenta de entre el 0,015% y el 0,06% (varía de acuerdo con lo requerido por el BCRA) del saldo mensual de los depósitos en el sistema bancario y básicamente sirve de seguro ante la quiebra de algún banco, según publica La Nación
"Se reincorpora al seno del Banco Central el Sistema de Garantía de Depósitos que fue parcialmente privatizado mediante la ley 24.485. El objeto es ampliar la protección de los pequeños ahorristas e impide que la misma se encuentre sujeta a la disponibilidad de recursos en el Fondo de Garantía creado por esa ley. En el Sistema de Garantía incluido en la presente ley, es el Estado Nacional el que garantiza los depósitos de los pequeños ahorristas", señala el proyecto oficialista.
Hasta hoy, la ley original cubre depósitos (cuenta corriente, caja de ahorro y plazos fijos) de hasta $ 30.000 por persona jurídica o física. De aprobarse, la ley Heller prevé elevar considerablemente el monto asegurado. "El Sistema será limitado, obligatorio para todas las entidades y oneroso. Las entidades financieras deberán realizar un aporte vinculado con el monto de sus depósitos para acceder a la cobertura. La garantía cubrirá los depósitos a la vista y a plazo en moneda local y extranjera hasta el monto de 100.000 pesos, monto que será adecuado cada dos años por el BCRA", completa la propuesta.
"Aumenta el valor de la garantía, lo hace obligatorio y se establece una responsabilidad del Estado", explicó Heller. Aunque se aclaró no se exigirá un mayor porcentaje de aportes a los bancos, será obligatorio para todas las entidades -algo que hasta hoy no pasaba-, lo que ampliaría la cantidad de contribuyentes. Esto haría más atractivo los números del fondo.
Sedasa, nacida del decreto Nº 540/95, es una entidad privada regida por la ley de sociedades comerciales que tiene a 22 bancos privados y públicos como accionistas, y que recibe el aporte mensual de por lo menos 90 entidades financieras. Tiene varios objetivos, entre ellos, hacer efectiva la cobertura de la garantía a los depositantes y la de efectuar aportes de capital, aportes no reembolsables o préstamos a entidades financieras en problemas.
Es un comité directivo el que decide si se toman o no ese tipo de medidas de salvatajes financieros. Pero más importante, es ese cuerpo colegiado "de carácter permanente" el que define el destino de cada uno de los 4200 millones que administra. El comité está presidido por un representante del BCRA, con voz y sin derecho a voto, pero con la posibilidad de veto y cinco vocales.
Consultados por lanacion.com, en Sedesa esquivaron cualquier declaración que significara una interpretación sobre el proyecto oficialista y recalcaron que hay más de 108 seguros de este tipo en el mundo y que las experiencias son mixtas: hay algunos privados y otros públicos, con iguales posibilidades de éxito y fracaso.
Afirmaron además que, desde la creación del fondo, se realizan inversiones "con cero riesgo" y que se busca mantener "liquidez" por cualquier emergencia financiera. Recalcaron que la política de inversiones sigue los lineamientos del BCRA (bonos AAA ?la mejor calificación- como "papeles del Tesoro de los EE.UU."). Indicaron además "que no reparten dividendos entre los socios".
Consultados sobre la actuación de la firma durante la crisis de 2001, señalaron que la actuación del seguro fue limitada, ya que "no hubo cierres de bancos". En tanto, según figura en su página web, "desde su puesta en funcionamiento en abril de 1995, Sedesa asistió a 27 entidades bancarias por un monto total de 2167 millones de pesos".
Otros de los puntos centrales de la propuesta de ley es que obliga a los bancos a destinar parte de sus carteras a la actividad productiva de las pymes. Además, se considerará a una entidad como extranjera cuando más del 30% de su capital sea foráneo. Por otro lado, las tasas de interés destinadas a microempresas y firmas pequeñas no podrán ser superior a un 5%, mientras que ninguna entidad podrá tener una participación superior al 8% ni en depósitos ni en créditos.

Deja un comentario