8 marzo, 2021

Monóxido de carbono: qué cuidados hay que tener con la calefacción

La ola de frío polar muchas veces obliga a encender cuánto aparato parece ser un buen productor de calor y en ocasiones la elección no es la mejor. En lo que va del año ocho personas murieron por intoxicación en la Ciudad; en el país se cobró 30 vidas .
El comisario Hugo Andreani, jefe de la división Siniestro de la Policía Federal explicó a Infobae.com cuáles los cuidados que hay que tener en el hogar a fin de evitar accidentes y hasta la propia muerte por inhalación.
El monóxido de carbono (CO2) está en cada uno de los aparatos que utilizan gas, como ser estufas, calefones y termotanques. Todos ellos deben ser colocados y puestos en primer funcionamiento por un gasista matriculado que utilice sólo los elementos necesarios para que éstos envien ese gas al exterior.
Monóxido de carbono, un asesino invisible
Solo el 0,4% de monóxido dentro del ambiente puede matar en algunos segundos sin que la persona se dé cuenta. La victima pudo estar acumulando y aumentando el grado de toxicidad que hay en el ambiente y quizás en horas, como ser durante la noche mientras dormía se produce la muerte por inhalación.

-¿En qué momento la combustión se vuelve peligrosa?

Lo peligroso está dentro del proceso de combustión en hogares, estufas, termo tanques, hornallas, en un calentador…
No importan qué tipo de aparato sea, sino la combustión que éste produce, sea en casas con gas natural, de red o gas envasado. Esa combustión puede ser peligrosa si no hay ventilación adecuada, si no se lo canaliza por caños con salida exterior o rejillas de aire.
Dentro de una casa hay artefactos que generan combustión y monóxido de carbono, pero si no se los ventila, esos quedan adentro y entonces se pueden producir resultados fatales.
-¿Cómo saber si hay monóxido en el ambiente?
El monóxido es imperceptible: no tiene sabor ni olor. Una persona presenta síntomas que se confunden con otras patologías: llega un momento en que produce adormecimiento, también dolor de cabeza, cansancio. La persona se duerme porque se altera el sistema nervioso central, de manera inconciente respira y fallece, sin darse cuenta.
-¿Dónde se producen las fallas técnicas en los aparatos hogareños?
Las fallas más comunes se dan en los calefones, los termo tanques y cocinas. El calefón es el causante del 70% de los casos de intoxicación porque su diseño necesita calentar agua en poco tiempo, por ellos es necesaria una gran potencia para que el agua se caliente. Entonces, tienen que tener salida al exterior.
Este aparato tiene un caño de salida que es el que lleva al monóxido al exterior pero si no está trabajando como corresponde, paulatinamente contamina el ambiente.
-¿Cómo saber si el conducto no está sacando el monóxido al exterior?
Lo mas notorio si el conducto no está bien puesto, está desvinculado o tapado, es una mancha negra que queda contra la el techo y la pared (justo por el recorrido que el caño hace). Estos son detalles a los que quizás no se les presta atención pero de alguna manera "avisan" que algo no está bien.
Por eso, buena medida sería ver esos detalles, ver si la salida exterior está en óptimas condiciones de ventilación. Siempre se recomienda que si se detecta alguna falla se llame a un experto en el tema para evitar accidentes.
Otro caso es el conducto corrugado de aluminio: esto no es apto para efectuar la ventilación y debe ser cambiado de manera inmediata, porque la misma formación del conducto que es corrugado, hace que haya salida del gas y lo que queda es muy dañoso y perjudicial.
-¿Cómo puede protegerse contra la intoxicación por monóxido de carbono?
Hay que hacer revisar regularmente los artefactos que funcionan con combustible. Usar calefactores no eléctricos sólo en áreas bien ventiladas. Ventilar al aire libre los artefactos que funcionan con combustible cada vez que sea posible.
No hay que utilizar en exceso el horno a gas para calentar la casa. Lo recomendable, en lo posible, es utilizar un detector de monóxido de carbono aprobado con una alarma sonora en la casa.

-¿Quiénes corren este riesgo dentro del un lugar cerrado?

Todas las personas y los animales corren riesgo de intoxicarse con monóxido de carbono. Ciertos grupos (neonatos, bebés y personas con enfermedad cardíaca crónica, anemia, o problemas respiratorios) son más susceptibles a los efectos de este gas.
La mejor manera de prevenir intoxicaciones por este gas letal es hacer revisar los conductos, las cañerías de gas y cada uno de los aparatos a los que se den uso para paliar el frío y siempre dejar un espacio de ventilación al tener estos aparatos encendidos. Sobre todo, en caso de estufas de cualquier tipo, aquellos que no se usan en forma continúa.
También es indispensable, al alquilar un lugar para ir de vacaciones, controlar o pedir que se controle de la misma manera que se lo hace en el propio hogar, ya que el desuso puede afectar los aparatos o quizás no estén en condiciones.
Es importante saber que el monóxido de carbono no mata en hogares humildes, produce su efecto en cada lugar donde no encuentre forma de escapar.
Primeros auxilios en caso de intoxicación por monóxido de carbono
Si nota que está frente a una persona con síntoma de intoxicación por monóxido de carbono, mantenga la calma pero actúe con rapidez
Haga que la persona abandone el lugar y respire aire fresco inmediatamente. Apague la fuente de monóxido de carbono, pero sólo si lo puede hacer de forma segura, sin ponerse en peligro usted mismo o a otros. Cuando la víctima está al aire libre o el lugar ventilado inicie sin tardanza la respiración artificial si el intoxicado no respira o si tiene respiración irregular. Si no sabe cómo hacerlo llame al 911 o a su servicio de emergencias médicas y pida indicaciones, ellos sabrán cómo ayudarlo hasta hacerse presente en el lugar
Si el corazón de la víctima se ha detenido, aplique la resucitación cardiopulmonar (RCP). Manténgalo acostado e inmóvil para reducir al mínimo sus necesidades de oxígeno. Cúbralo para darle calor y no lo mueva más que lo necesario hasta que llegue el auxilio. El tratamiento posterior para la intoxicación por monóxido de carbono será determinado por su médico. El tratamiento médico de emergencia puede incluir terapia con oxígeno, exámenes de sangre, rayos X del pecho y una evaluación cardiaca y neurológica.

Deja un comentario