3 marzo, 2021

Los funcionarios aumentaron sus bienes pero menos que los K

La fortuna del matrimonio Kirchner aumentó casi diez millones de pesos durante el 2009, pero no fueron los únicos que aumentaron su patrimonio. PERFIL accedió a las últimas declaraciones juradas de otros integrantes de primera línea del Gobierno nacional, que ya cumplieron la obligación de presentarlas a la Oficina Anticorrupción (OA). Los documentos muestran que incrementaron sus bienes durante el año pasado, aunque con cifras menores a las de sus jefes políticos.
Los funcionarios que más subieron –hasta el momento– son el ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao (34%), y la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner (24%), que nunca se destacaron por ser dueños de un gran capital económico. Por el contrario, entre los que menos subieron se encuentran los que poseen una gran cantidad de propiedades, como el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández (11%), y el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli (13%). A ese grupo se suma el secretario legal Carlos Zannini (16%), quien –al igual que los demás– informa algunas curiosidades.
Los cálculos se realizaron con el clásico método contable de sumar todos los activos y restarle a esa cifra las deudas o demás pasivos. Las declaraciones juradas fueron entregadas por la OA, organismo donde los demás integrantes del Gabinete presidencial deberán informar sus bienes en los próximos días.
Subas. Alicia Kirchner incrementó su patrimonio en un 24 por ciento, pero siempre fue una de las funcionarias más pobres del Gobierno. No es propietaria de ninguna casa o departamento: el único inmueble que tiene es un terreno de 1.766 metros cuadrados en la localidad santacruceña de El Calafate. Lo compró “a fines del año 2007”, pero todavía no lo incluyó en su listado de bienes, porque “se encuentra en proceso de escrituración”. Es dueña de un Toyota Corolla modelo 2006 y apenas declara veinte mil pesos de ahorros. El motivo central de su crecimiento patrimonial es el aumento de su salario, que pasó de 143 mil pesos anuales hasta 186 mil, segùn el diario Perfil.
Un poco más arriba del 30 por ciento se ubica Barañao, que conserva varias propiedades que tenía desde antes de asumir como ministro de Ciencia y que también recibió una suba generosa de su salario: mejoró un 56 por ciento con respecto al año 2008.
El jefe de Gabinete informó una suba menor, que se ubica en el once por ciento. Su sueldo público aumentó poco, pero se trata de uno de los funcionarios con mayor cantidad de bienes. A lo largo de los años acumuló nueve inmuebles, recibe ingresos por alquileres y tiene un patrimonio total que supera el millón de pesos.
El secretario general de la Presidencia también incursiona en el rubro inmobiliario. Declaró ser propietario de unos quince inmuebles, durante el 2009 recibió unos 18 mil pesos por alquileres y otros 80.400 en ese rubro en concepto de “anticipo de herencia”. Además, tiene ganancias a través de su estudio jurídico. Tenía un terreno en El Calafate, que había comprado por apenas 6.613 pesos y que el año pasado vendió por 20 mil pesos.
Claro que Parrilli no es el único que informó datos curiosos en su última declaración.
Carlos Zannini no realizó ninguna operación importante, pero sí lo hizo su esposa Patricia Margarita Alsúa, que se desempeña como funcionaria santacruceña en la casa provincial en Buenos Aires. La mujer tiene el 90 por ciento de una empresa llamada Automotores y Maquinarias Argentinas SA (Amasa), con acciones que declaró recibir por “donación” y que tienen un costo total de 470 mil pesos.
Los datos curiosos los informó en relación a Amasa, que parecen hacer referencia a esa firma. La esposa del secretario legal y técnico consignó que recibió de esa entidad un ingreso de 20 mil pesos y que contrajo una deuda de 84 mil pesos.

Deja un comentario