4 marzo, 2021

Siguen los cortes de gas en las industrias y falta GNC en el interior

Aún con el alivio que representa que el termómetro ya esté cantando dos o tres grados más, el abastecimiento de gas a centenares de fábricas y estaciones de servicio de GNC sigue siendo parcial y sujeto a cortes abruptos, en la medida que esa demanda choque con el consumo de las áreas residenciales.
En el área metropolitana, continúan cortes a 50 grandes industrias en el caso de Metrogas y otras 85 en el de Gas Natural Ban, según informaron a Clarín esas distribuidoras.
En el interior, persiste el corte total de gas al polo petroquímico de Bahía Blanca y sobre todo el racionamiento de GNC en varias provincias del centro y noroeste del país. Tienen problemas las estaciones de GNC en Salta, Mendoza, San Juan, Córdoba y Santa Fe. También hay inconvenientes en el abastecimiento de GNC en La Plata, si bien se lo atribuye a la rotura de un gasoducto.
En Salta comenzaron a formarse largas filas de autos, sobre todo taxis y remises. “La prioridad de las distribuidoras de gas son los domicilios particulares”, dijo Ricardo Stella, de la Cámara de Propietarios de Estaciones de Servicio. Stella admitió que mientras duren las bajas temperaturas, el gas va a escasear en las estaciones de GNC.
En la Federación de Empresarios de Combustible (Fecra) tenían hasta anoche el reporte de cinco provincias con dificultades de abastecimiento, sin contar los problemas a partir de la rotura de un gasoducto en La Plata.
“En Mendoza tuvieron dificultades desde principios de la semana, mientras que a las estaciones de San Juan directamente se lo cortaron”, dijo Rosario Sica, titular de Fecra.
“En algunas áreas de Córdoba estamos con cortes desde las 18, que es cuando sube la demanda de gas en los hogares. También registramos inconvenientes en Salta y cortes parciales en Santa Fe”, agregó. No contabilizan, en cambio, faltantes en la Capital o el conurbano. “Hay colas en algunas estaciones, pero nada más”, dijo Sica.
Desde otra cámara del sector, la Federación de Expendedores del Centro, denunciaron también cortes de gas en las estaciones de GNC de La Pampa.
En las fábricas, sobre todo las de grupos industriales grandes, están más preparados para enfrentar los cortes de gas, desde que comenzó el coctail reactivación/crisis energética durante 2004 y 2005. Un caso es el automotriz Ford, sin gas desde hace diez días, con el 70% de su producción comprometida hacia destinos como Brasil y México. En 2005 Ford instaló una planta compresora de gas propano (una inversión de unos US$ 2 millones) que hoy le mantiene la fábrica activa. En cambio su casi vecina Toyota (a 40 km, por la ruta 9), no tuvo hasta ahora problemas de abastecimiento. Otra competidora, General Motors, directamente estuvo parada durante la semana pasada por vacaciones, según Clarín.
Las “paradas técnicas” de algunas industrias eran habituales durante los meses de verano, hasta que a mediados de la década pasada la crisis energética obligó a sus ejecutivos a aguzar el ingenio. Por ejemplo, uno de los principales grupos industriales del país inicia hoy su período de vacaciones en varias de sus fábricas, todas ellas consumidoras intensivas de gas.
En el caso de Aluar, la fabricante de aluminio de Puerto Madryn tiene dos formas de abastecerse de energía. La más barata es su propia central hidroeléctrica, Futaleufú, y la más cara es una central de ciclo combinado, que funciona con electricidad y gas. Aluar se comprometió con el Ministerio de Planificación a que cada día, desde las 18, se pasa a “ciclo combinado” (la opción cara) para liberar en favor del Sistema Interconectado la energía de Futaleufú.
Carlos Garrera, titular de la Federación Industriales de Santa Fe, dijo que desde la semana pasada la mayor parte de los frigoríficos y aceiteras de la zona están suplantando el gas con combustible líquido, abastecido desde barcazas con fuel oil que desde el viernes llegaron al puerto de Rosario. “El problema debería ir menguando en estos días”, estimó Garrera.
Más al sur, los ánimos están caldeados: el presidente de la Asociación de Industriales del Neuquén (Adineu), José Luis Villafranca, le dijo al diario Río Negro que a pesar de tener contratos de tipo ininterrumpible (tarifa más cara) que les habilita hasta 21.000 m3 de gas por día, “desde el martes nos llegó una notificación de que tenemos que bajar a cero metro cúbico, por eso desde el martes estamos sin poder producir”.

Deja un comentario