4 marzo, 2021

Estilo K: premios y castigos a los gobernadores

Al amigo, todo; al enemigo ni justicia. Tal parece ser el mantra por el cual se guía el gobierno a la hora de repartir los fondos provinciales para obra pública. Los cinco distritos más beneficiados por el presupuesto, todos gobernados por aliados del kirchnerismo, recibieron más de la mitad del total de los fondos asignados.
Las asignaciones específicas a las provincias trepan a 3234 millones de pesos anuales. De ese total, 1868 millones -el 57,7 por ciento- se repartieron entre Buenos Aires ($911 millones), Santiago del Estero ($284 millones), Tucumán ($271 millones), Santa Cruz ($205 millones) y Chaco ($196 millones).
Estas cifras no incluyen los fondos globales destinados a organismos descentralizados, que se manejan a discreción, y otros pagos que se giran a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires pero que se otorgan a instituciones que tienen su sede en la capital del país, según informó el diario La Nación .
Del otro lado, las provincias menos beneficiadas incluyen San Luis, gobernada por los Rodríguez Sáa, que recibe $14 millones; Catamarca, con Eduardo Brizuela del Moral, $25 millones; Corrientes, con Ricardo Colombi, recibe $26 millones; Tierra del Fuego, en manos de Fabiana Ríos, $32 millones; y Neuquén, gobernada por Jorge Sapag, $50 millones. Los cinco distritos suman apenas $150 millones, menos del 5 por ciento de los fondos asignados por el Ministerio de Planificación Federal.
Otras provincias "grandes" (por extensión y población) no corrieron mejor suerte: Córdoba, gobernada por Juan Schiaretti, sólo recibió $73 millones; mientras que Santa Fé, dirigida por el socialista Hermes Binner, obtuvo apenas $63 millones

Deja un comentario