9 marzo, 2021

Primer matrimonio gay en Capital tras la sanción de la ley

Dos hombres protagonizarán mañana, en esta ciudad, la primera boda entre personas del mismo sexo tras la sanción de la Ley de Matrimonio Igualitario. Alejandro Vanelli y Ernesto Larrese, que están en pareja desde hace 34 años, se casarán en el Centro de Gestión y Participación Comunal (CGPC) N°14, ubicado en la avenida Coronel Díaz y Berutti, en el barrio porteño de Palermo.
Vanelli y Larrese habían presentado hace tres años un recurso de amparo en favor del derecho al matrimonio homosexual, informó hoy María Rachid, presidenta de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (LGBT). Tras la ceremonia, la pareja realizará una conferencia de prensa en un salón de fiestas, ubicados en Humboldt 1864.
La Ley de Matrimoni Igualitario fue publicada el 22 de julio en el Boletín Oficial, tras su promulgación en una acto en Casa de Gobierno. Según la norma, para su entrada en vigencia deben pasar ocho días, que se cumplen mañana.
Por su parte, el sábado próximo se celebrarán cuatro bodas entre personas del mismo sexo en Mendoza, Rosario, Córdoba y Santiago del Estero.
En tanto, representantes de distintas organizaciones sociales de mendocinas solicitaron hoy que se investigue si el gobernador Celso Jaque cometió apología del delito cuando, en una declaración pública, abrió la posibilidad de no castigar a los funcionarios del Registro Civil que se niegan a celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo.
La presentación fue realizada por ocho agrupaciones ante la Comisión de Derechos y Garantías de la Cámara de Diputados provincial, y el escrito consideró que Jaque pudo haber incurrido también en el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público, establecido en el Código Penal. "No es una denuncia directa, sino que pedimos (a los legisladores) que se investigue la posible comisión de estos delitos", dijo a DyN Juan González, integrante de la ONG Acción Ciudadana para la Integración de la Diversidad Sexual (ACIDS).
Días atrás, el mandatario mendocino se refirió a la decisión de algunos funcionarios del Registro Civil de negarse a oficializar casamientos entre personas del mismo sexo. "Nadie puede ser obligado a realizar algo que esté en contra de su propia libertad de elegir", expresó Jaque en su momento, y sugirió la posibilidad realizar un relevamiento y abrir una lista de empleados que rechazan el matrimonio homosexual.
Al rechazo de las organizaciones sociales se sumó el de la directora del INADI provincial, Karina Ferraris, quien calificó de "discriminadora" la iniciativa del gobernador justicialista.
Además, la titular del Registro Civil mendocino, Olga Videla, dijo que tenía previsto en los próximos días enviar una circular a los funcionarios del organismo para informarles que podían esgrimir objeciones de conciencia para rechazar el matrimonio entre personas del mismo sexo. Por su parte, González señaló que la norma aprobada semanas atrás por el Congreso y reglamentada por la presidenta Cristina Fernández "no habla de ningún Registro de Objetores de Conciencia", por lo que si se implementa en Mendoza "tendría connotaciones discriminatorias".

Deja un comentario