28 febrero, 2021

Un escándalo en la Legislatura frenó comisión investigadora

La reunión en la Legislatura porteña que estaba a punto de habilitar la creación de una comisión investigadora del jefe de gobierno, Mauricio Macri, y su citación a dar explicaciones por el caso de las escuchas ilegales, terminó esta noche en medio de un escándalo y de duras acusaciones a los diputados del PRO.
La sesión de la Comisión de Asuntos Constitucionales fue levantada en forma imprevista por los diputados del PRO, pocos minutos antes de que se resolviera la aprobación de los proyectos opositores y el "archivo" del juicio político que el propio Macri había solicitado al Parlamento comunal.
El PRO, que tenía siete de los 15 diputados de ese órgano parlamentario, aprovechó un momento en que varios de los ocho legisladores opositores que tenían mayoría se levantaron de sus asientos para someter a una votación relámpago el pase a cuarto intermedio hasta el viernes próximo.
El presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, el macrista Martín Ocampo, fue el principal blanco de las críticas de la oposición, a quien lo acusaron de hacer "una trampa", sobre el filo de las 20, para evitar una derrota política del oficialismo de la Ciudad, según DYN.
"Esto es un escándalo, pero en realidad, lo único que hicieron los diputados del PRO fue esconder por cinco días más, como mucho, al jefe de gobierno, que igualmente va a tener que venir a la Legislatura a dar explicaciones por su actuación en el caso de las escuchas ilegales", afirmó en diálogo con DyN el jefe del bloque Peronista, Diego Kravetz.
El legislador había sido el autor del proyecto de creación de la comisión investigadora que logró el respaldo de todo el arco opositor y que estaba a punto de votarse, cuando se produjo el levantamiento de la sesión de Asuntos Constitucionales.
El ex jefe de gobierno porteño, Aníbal Ibarra, del bloque Diálogo por Buenos Aires, había manifestado que Macri, con la postura que expresaban los diputados del PRO, en el encuentro de hoy "intenta tener impunidad".
Al ocurrir la votación, hubo un intercambio de acusaciones y reproches de Ibarra al jefe del bloque PRO de la Legislatura, Cristian Ritondo, a quien le cuestionó la jugada realizada mientras no estaban presentes varios opositores.
Cuando se produjo esa sorpresiva votación, la oposición ya había logrado acordar la comisión investigadora, la convocatoria para el 24 de agosto de Macri, el envío a "archivo" del intento del PRO de abrir un proceso de juicio político y el pedido para que la Justicia envíe copia de todo el expediente por las escuchas ilegales.
Los proyectos que iban a ser aprobados hoy debían tratarse en la sesión del próximo 12 de agosto, en la cual ya se descontaba que las definiciones de hoy tendrían aval parlamentario.
Más allá de la maniobra del PRO, la oposición definió que la Comisión Investigadora -tendrá un plazo máximo de funcionamiento de 90 días- estará formada por 17 diputados, cuatro del PRO, dos de Proyecto Sur y uno representante por cada una de las 12 bancadas opositoras, incluso los unibloques.
Antes de que se produjera el pase a cuarto intermedio, los bloques de Proyecto Sur, de la Coalición Cívica, del Peronismo, el kirchnerismo y los diversos unibloques de centroizquierda habían expresado sus críticas al intento de Macri por abrir un juicio político en el que difícilmente podría ser destituido.
El propio Mauricio Macri había renovado su embestida contra la estrategia opositora de crear la comisión investigadora, a la que no descartaba que se convirtiera en un "circo que devalúe la política".
A horas del escándalo, el jefe de gobierno pareció tener una declaración premonitoria: pidió "dejar que se discuta y que cada uno ponga en evidencia qué es lo que persigue".

Deja un comentario