7 marzo, 2021

La UCR congeló la ley de glaciares

Desde el veto presidencial en noviembre de 2008, la ley de glaciares se ha convertido en una de las deudas más polémicas del Congreso. Hoy, mientras en la frontera argentino-chilena avanza el proyecto “Pascua Lama” dirigido por la mega-minera canadiense Barrick Gold, la ley de presupuestos mínimos para la protección del área glaciar y periglacial ha dividido las aguas en la Cámara de Diputados.
Entre acusaciones cruzadas, fracasó este miércoles 04/08 la aprobación del proyecto para la preservación de los glaciares. La oposición no logró reunir los votos necesarios para concretar la votación en particular y el oficialismo se retiró del recinto para que fracasara la sanción de la iniciativa.
La oposición alcanzó a reunir 128 diputados, uno menos de lo que exige el quórum, por lo que el jefe del bloque del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, pidió que se levantara la sesión por falta de número.
En un momento entró el diputado, Eduardo Kenny (UCR-La Pampa), pero inmediatemante se retiró del recinto. ""Diganlé a kenny que se siente", gritó Carriò, pero el pampeano murmulló al retirarse "que me va a decir Carrió lo que tengo que hacer".
Del grupo opositor A, tambien brillaron por su ausencia, Gerardo Millman ( GEN -Buenos Aires), Ricardo Gil Lavedra (UCR-ciudad Autónoma de Buenos Aires), Autónoma de Buenos Aires) y con ausente con aviso, Mauricio Ibarra (Peronismo Federal- San Juan), fue papá por 5ta vez, Beatriz Daher (Peronismo Federal-Salta), acaba de ser abuela y Sergio Pansa (Peronismo Federal- de San Luis). Tambien el radical por Entre Ríos, Atilio Benedetti.
Conocida de antemano la falta de apoyo del kirchnerismo a la iniciativa, la oposición dependía de sus votos para terminar de aprobar el proyecto. "Algunos que dijeron que iban a estar no vinieron al Congreso. Es una irresponsabilidad absoluta", dijo, notablemente fastidiada, la diputada Fernanda Reyes.
"Cobramos para estar en las sesiones, así que tenemos que hacer un meaculpa porque no puede pasar que no concurramos a la sesión. No se puede estar de viaje, ni de paseo, ni en conferencias. Nuestra responsabilidad es estar en el parlamento", agregó la legisladora de la Coalición Cívica. Y sentenció: "¿Cómo no vamos a estar? Si de nuestra presencia depende que se sancionen las leyes".
El proyecto que se intentaba aprobar esta tarde en Diputados es una iniciativa conjunta entre la oposición y el senador Daniel Filmus, principal defensor del proyecto en la Cámara alta.
La sesión había sido suspendida antes del receso legislativo.
El Jueves 15 de julio, con 129 votos a favor y 86 en contra, se aprobó en General el proyecto de ley que establece los presupuestos mínimos para la protección de los glaciares y del ambiente periglacial, iniciativa que fuera vetada por la presidenta Cristina Kirchner en 2008.
La votación dividió a los distintos bloques, ya que varios diputados de la zona cordillerana se manifestaron en contra del proyecto que consensuó el referente de Diálogo por Buenos Aires, Miguel Bonasso, con el senador oficialista, Daniel Filmus.
El proyecto sólo fue aprobado en general y hasta el artículo 5 de los 17 que cuenta la propuesta.
El más polémico de todos, el número 2, que es el que define que son lo glaciares. Recibió el visto bueno de los legisladores y quedó definido que " se entiende por glaciar toda masa de hielo perenne estable o que fluye lentamente, con o sin agua intersticial, formado por la recristalización de nieve, ubicado en diferentes ecosistemas, cualquiera sea su forma, dimensión y estado de conservación. Son parte constituyente de cada glaciar el material detrítico rocoso y los cursos internos y superficiales de agua.
Asimismo, se entiende por ambiente periglacial en la alta montaña, al área con suelos congelados que actúa como regulador del recurso hídrico. En la media y baja montaña al área que funciona como regulador de recursos hídricos con suelos saturados en hielo.
"Nos retiramos porque no estamos de acuerdo con el concepto de glaciar y de periglaciar que pretenden aprobar. Si le dábamos el quórum ibamos a perder la votacion. En cambio, ahora tenemos una semana más para buscar alternivas consesuadas", afirmó el diputado Daniel Tomas .
La oposición fue terminante con la respuesta. "El acuerdo ya lo hicimos con Filmus. No estamos de acuerdo a implementar los cambios que pretenden porque ellos quieren un proyecto mucho más permisivo", replicó Reyes. "El trato ya fue cerrado con Filmus, pero evidentemente no lo están respetando", sentenció.
Uno de los artículos conflictivos que quedó pendiente es el número 15, donde se alude a la autoridad de aplicación de la ley, un punto clave para la proteccion de los glaciares, ya que en un plazo máximo de sesenta (60) días a partir de la sanción de la ley, debe presentarse un cronograma para la ejecución del inventario, el cual deberá comenzar de manera inmediata por aquellas zonas en las que quedan prohibidas las actividades que puedan afectar sus condiciónes naturales.
La normativa define como "autoridad de aplicación" al "organismo nacional de mayor nivel jerárquico con competencia ambiental" y deja, así, fuera de la órbita provincial el control ambiental, algo resistido por los gobernadores, además de disponer un sistema de sanciones con multas que van desde los cien a cien mil sueldos básicos de la categoría inicial de la administración pública nacional, así como la suspensión o revocación de las autorizaciones, la suspensión de actividades hasta por un año y el cese definitivo de la misma.

Deja un comentario