18 enero, 2021

Aumentó en un año la cantidad de niños que se alimentan en comedores

Pese a la Asignación Universal por Hijo, que lanzó el Gobierno de Cristina Fernández el año pasado, en el último año aumentó la cantidad de personas asistidas por organizaciones sociales.
Así lo evidenció un estudio realizado por la Red Argentina de Bancos de Alimentos, en el que se encuestó a 589 organizaciones de todo el país que reciben ayuda de bancos de alimentos para asistir a las familias más necesitadas.
Los resultados revelaron que el 82% de las organizaciones encuestadas afirmaron que la asignación universal por hijo no ayudó a bajar la demanda de beneficiarios que ellas reciben, mientras que “un 52% aseguró que en año aumentó el número de personas que necesitan asistir a los comedores”, informó a Perfil.com Alfredo Kasdorf , presidente de la Red.
Sin embargo, un 68% de los encuestados reconoce que la asignación universal por hijo influyó más en la asistencia escolar que en la comida de los más chicos. Y así quiso dejarlo en claro Kasdorf ante la consulta de Perfil.com.
“Desde las organizaciones se ha trasmitido que esa asignación ha servido más para que los chicos vuelvan a clase”, señaló. Pero aclaró: “No bajó la demanda de alimentos, sino que un 52% nos informó que aumentó la demanda de alimentación. Eso quiere decir que hay gente que todavía está en riesgo alimentario, aunque no podemos afirmar que en un año aumentó la cantidad de personas con necesidad de alimentos”.
Los números. Según la encuesta anual, que se realizó entre el 26 de mayo y el 7 de junio de 2010, el 50% de las 586 organizaciones consultadas (sobre un universo de 1.050 beneficiarias de Bancos de Alimentos), sostuvo que sólo algunos de sus beneficiarios reciben la asignación universal por hijo; mientras que el 44 % dice que la mayoría sí la recibe y el 6 % señala que ninguno la recibe.
En tanto, mientras el 61 % de los consultados asegura recibir subsidios del Estado, el 55 % afirma que deben generar sus propios ingresos para solventar todo lo necesario para los insumos y su operatoria. Al mismo tiempo, aunque el 60,7 % asegura que sus recursos se mantuvieron, el 32,2 % dice que han disminuido.
El 80 % de los beneficiarios de dichas Organizaciones son menores de diecisiete años y, mientras que el 47 % de la Organizaciones puede planificar su menú de alimentos semanal o mensualmente, aún el 53 % lo resuelve cada día. Los alimentos más demandados, en tanto, son leche, azúcar, arroz, fideos, carne, aceite y verduras.
Cuando se les pidió a los entrevistados su percepción de los tres principales factores que afectan a las familias de los beneficiarios de las Organizaciones, el 73,2% opinó que el desempleo, el 40,8% la falta de vivienda y malas condiciones habitacionales y el 35.8% la drogadicción.
Los Bancos de Alimentos trabajan en el abastecimiento de platos de comida a miles de niños y adultos, a través de 1.050 Organizaciones beneficiarias. Actualmente, hay bancos de alimentos en Buenos Aires, Córdoba, Goya, La Plata, Mar del Plata (Manos Solidarias), Mendoza, Neuquén, Salta, Tandil, Tucumán, Valle de Uco y Virasoro.

Deja un comentario