15 enero, 2021

Se derrumbó un gimnasio en Villa Urquiza: rescataron a 11 personas

Los bomberos continuaban esta noche con las tareas de remoción manual de los escombros, ayudados por perros y sondas ópticas, ante la posibilidad -escasa, a medida que avanzaban las horas- de poder encontrar nuevas víctimas entre las ruinas del edificio colapsado. "Las tareas no han terminado, seguimos buscando posibles víctimas. Ojalá que no quede nadie. Nuestra obligación es sacar hasta el último ladrillo", dijo a al prensa el jefe de los bomberos, comisario mayor Omar Bravo.
Horas antes, sostuvo que "no nos consta de que haya más gente debajo de los escombros", y reveló que durante el operativo se mantuvo contacto a través de celular con tres de las personas atrapadas y finalmente rescatadas.
En tanto, el titular del SAME, Alberto Crescenti, confirmó a DyN que "no tenemos ninguna víctima fatal, todos están con vida y fuera de peligro. Las personas heridas fueron trasladas a los hospitales Tornú, Pirovano, Zubizarreta y Fernández".
El hecho -que causó conmoción en un primer momento- se produjo alrededor de las 16 en el edificio de Mendoza 5030, en cuyas tareas de rescate trabajaron unas 200 personas en un operativo conjunto del que participaron cinco dotaciones de bomberos y unas 20 ambulancias del SAME, además de personal de Defensa Civil y Emergencias de la Ciudad de Buenos Aires.
En un primer momento, los testigos dijeron que eran quince las personas atrapadas tras derrumbarse el edificio donde funcionaba el gimnasio "Orion Gyn", en el primer piso, y dos locales de ropa en la planta baja. "Yo estaba a una cuadra, sentado en una confitería, cuando escuché el ruido. Corrí hasta el lugar y, en principio, no pude hacer nada porque no se veía. Luego, ayudé a tres chicas a salir", dijo un vecino. Ante la magnitud del siniestro, el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, se hizo presente en el lugar junto a buena parte de su gabinete.
"Ahora lo importante es el trabajo que está haciendo nuestra gente, que es el gran objetivo. Después veremos cómo estaba la obra", manifestó el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, ante las críticas de los vecinos por supuestas irregularidades en la construcción lindera al gimnasio que se desmoronó.
En tanto, el secretario General de la Ciudad, Marcos Peña, aclaró esta tarde que la obra fue inspeccionada en mayo y "tenía todo en regla", a través de su cuenta oficial de Twitter. No obstante, la defensora adjunta del Pueblo de la Ciudad, Graciela Muñiz, anunció hoy que pedirá informes al gobierno porteño para saber si la obra tenía la autorización correspondiente.
Allí hay un hueco de 8,66 por 56 metros, donde se preveía construir un edificio de diez pisos y para el que trabajaban máquinas excavadoras, por lo que se presupone que las vibraciones causaron el derrumbe de la estructura del gimnasio, cuya antigüedad está calculada en al menos 50 años. Un empleado del gimnasio, Sergio Pereyra, dijo a la prensa que no hubo problemas edilicios hasta que "se empezó a trabajar al lado, y reiteradas veces vibraba el piso".
"Se movía, pero lo que menos me iba a imaginar que se me iba a caer el gimnasio en la cabeza. Me vi muerta, nací de nuevo", dijo María de los Angeles, quien logró salir del edificio por sus propios medios.
La mujer precisó que "sentí un ruido muy fuerte y me golpeó un pedazo del techo de la cabeza, pero yo pude salir a la calle y empecé a gritar para que vengan a buscar a mi hermana, que quedó atrapada bajo los escombros", y debió ser internada en el Pirovano tras ser rescatada

Deja un comentario