5 marzo, 2021

Más escándalos en la ONCCA paralela

De las diez falsas empresas que se armaron para desviar subsidios de la ONCCA, ninguna cobró. Pero hubo una que fue la excepción: la firma “Campo Seco SRL” fue usada como pantalla para criar y vender unos 6.200 vacunos en el Chaco, según informó Clarín. La firma escondió una inversión en ganadería de unos 10 millones de pesos.
“Campo Seco" fue creada a mediados de 2009 desde una oficina paralela a la ONCCA, que funcionaba en el séptimo piso de Piedras 519. Los socios, como en todos los demás casos, son personas de bajos recursos de Banfield. Uno de ellos, Ricardo González, es empleado de Edcadassa y Hugo Marcelo Perea, remisero.
La sorpresa mayor fue que “Campo Seco” nunca obtuvo matrícula de la ONCCA ni llegó a tramitar pagos. Sin embargo, logró ser habilitado como feedlot ante SENASA, el organismo veterinario nacional. Lo que significa que en este caso, detrás de la pantalla, existía un feedlot.
El dueño real de eos bovinos se llama Julio César Augusto. En la AFIP figura como comerciante, aunque junto a su hermano Leonardo, tuvo alguna experiencia en el negocio de la carne, debido a que estaría vinculado con Bernardo Agustín Cáceres. Este hombre manejó en los últimos años el frigorífico Río de Oro o Pete, ubicado en General San Martín, cerca de la capital chaqueña.
"Utje estuvo viajando al Chaco una vez por semana hasta el comienzo de las denuncias” dijo una fuente reservada al matutino. Marcelo Utje es un contador que contrató Echegaray en su paso por ONCCA y que escaló posiciones hasta convertirse en su coordinador general. Según diversos testimonios, era quien coordinaba la oficina paralela ubicada en Piedras 519. Cuando el jefe de la AFIP perdió el control de la ONCCA, en octubre de 2009, Utje encontró cobijo en la Regional Palermo de la propia AFIP, informó.

Deja un comentario